Eres mi agua.



Eres mi agua.

Aunque ausente, eres mi agua
te buscaré en lo más hondo,
y te encontraré en la tierra seca
donde ahora solo el polvo se asoma;

quitaré cuanta roca se interponga
como espinas del rosal  de mi rosa;
llegaré a tus perfumados pétalos
y oleré tu piel sea blanca o roja;

seré tu jardinero, y buscaré el agua
allá donde esté entre luces y sombras,
y su música llegará a mis oídos
como cánticos de caracolas;

detrás de la resonancia del agua que brota
de las entrañas de la tierra, buscando tu rosa,
oyendo esa música de vida, ese sueño que habla,
ese silencio que grita, que te llama.......
 y dice: aquí está tu rosa, soy tu agua…


Jecego.