Despedida de la noche.

Despedida a la noche.

Canto a un nuevo día
en la magnitud del tiempo,
cuando en el horizonte, raya la aurora
y mis ojos se agrandan para verla,
y se libra de sus párpados
dando entrada a mis palabras
de alabanzas al cielo,
por romper la noche y su sueño
con el regalo de la mañana.

Se fue la noche con mi mundo entero
y llegó la mañana para aliviar mi sueño
con la luz de tus ojos, y el sabor de tus besos;

que bonito es amarte, querida, que bonito
sabiendo que solo podemos verlos nosotros
desde lo alto, como los albatros, desde el cielo.


Jecego. Miércoles 15 de junio del 16.