Al ssol de un nuevo día.

Al sol de un nuevo día.

Es tu luz la que ilumina mi vida
cuando asomas en el horizonte y sonríes,
te quitas tu traje de nubes de colores
y me muestras el poderío de tu llama,
atravesando mis pupilas hasta el alma
en la operación más hermosa de la mañana.

Llegas y te quedas como rescoldo
de un abrazo ampliamente deseado,
miras a mis ojos heridos y los sanas;

escuchas mi silencio y me hablas;
escuchas mi corazón latiendo acelerado,
me miras de nuevo y calmas,
ahora en verano tu llama se hace alisio,
que refresca mi cuerpo cálido,
con los enormes abanicos de tus alas.

No me abandonas durante el día
siempre voy acompañado de mi sombra
proyectada por tu luz;
se hace mi compañera hasta que te retiras
y me dejas en la noche tranquilo
hasta que regreses mañana, con la aurora..

No quiero abrir los ojos para verte como noche,
quiero mantenerlos cerrados, para sentirte….
cuando vuelvas, mañana…….


Jecego. Viernes 17 de junio del 16.