Creo que estoy enloqueciendo. (1).

Creo que estoy enloqueciendo.

Vengo de una cueva muy grande
que encontré en mi camino, allende
donde se diluyen las montañas
y una llanura inmensa se extiende;

un oasis y dos piernas de tierra
siguen su camino hasta perderse
más allá de mi mirada, donde se diluyen 
entre las sábanas de mi locura;

no sé si es locura o milagro,
si enajenación o sueño,
si privacidad de mis sentidos, o ansias
de verte de nuevo, soñando, o despierto;

me creo y siento enloquecido
por extrañas señales que me invaden,
por sentimientos que me vuelven
después de haberse ido;

no se si es un milagro o es un sueño
que llevo grabado en mi sangre,
una memoria repetida volando sin dueño
o una ventura templada que quiere quedarse.

O simplemente, no estoy tan cuerdo como sueño.

Jecego.  Sábado 23 de abril del 16.