Cuando la vida es solo un sueño.

Cuando la vida es solo un sueño.
Día de San Ignacio. 31 de Julio del 15.

Cuando pasamos la vida soñando en su viaje
hasta más  allá del horizonte de nuestra piel,
perdemos las bellezas que nos regala la tierra
porque vamos pensando en el horizonte de la idea;
solamente y no vemos las cercanías;
concentrado en el misterioso sueño
que llevamos en la mente, obsesionado,
nos perdemos otros sueños
que en silencio pasan a nuestro lado.

Mañana, talvez pasado
cuando el sol se oculte detrás de la nube del sueño,
cuando la victoria de un nuevo amanecer muera,
quedará un mundo gris, sin alba, sin estrellas;
amanecerá como siempre pero sin las cosas bellas que vemos
porque nos falta la luz de nuestra primera estrella, Venus
con la luz todos nuestros amaneceres y esperanzas.

No dejemos que se pose sobre nosotros esa nube
que nos da ese sueño, que nos da momentos y quita la vida,
no dejemos morir nuestros sueños, soñándolos solamente;
no olvidemos que la vida hay que vivirla
no dejarla morir en un sueño; porque la vida es para vivirla,
lo demás es solo muerte…


Jecego.