La luz, voz del silencio.


La luz, voz del silencio.

Rayo de luz, vas sin saber a dónde vas,
rompes fronteras de luz y sombras;
corazón de oro, alma de cristal,
mirada de sol en el espejo del mar;
voz de brisa en el palmar de la pradera
silencio que habla del bien y del mal;
en la ruta sin camino y sin veredas
de aquel que quiere partir sin saber a dónde va.

Ya es un misterio de ida y vuelta
Ir   por un camino sin atajos;
llegar sin haber partido
y responder sin conocer la pregunta;

es la luz, una mirada sin destino,
una voz sin sonido que llama;
un corazón que late acelerado
otro corazón que le calla
y un silencio que se hace voz
cuando tañen las campanas.


Jecego.