Voy caminando hacia el sol.


Voy caminando hacia el sol.

Cansado de cargar con tanto atareco *
voy por el mundo caminando a mi rumbo,
sin dirección concebida en mi mente
pero sí, predeterminada por el mundo.

Nada está improvisado, todo está definido
todo tiene un sentido que acaba en nada;
asumido por el hombre desde sus primeros pasos
cuando aún no se había definido el alba;
todo ha sido caminar y caminar, sin saber
si la tierra era redonda o plana para andarla.

Hoy ya, con muchos caminos abiertos
con carreteras y autopistas asfaltadas,
seguimos caminando nuestro destino
sin siquiera saber a donde va, ni donde acaba.

Siempre sigo la luz del sol, siempre voy al alba,
cuando lo encuentre, ese,  será mi destino;
no hay más camino que la luz, y cuando se acaba
nos invadirá una noche muy larga, muy larga. muy lar…

Todos llevamos la misma dirección
pero pocos han pensado en que volveremos a encontrarnos
en esa noche tan larga: esperando un nuevo alba.

Jecego.



*Atarecos=, cosas inespecíficas de la casa necesarias en el quehacer diario. Cualquier cosa. Cacharros útiles pero de poco valor económico.

1 comentario:

Katy Sánchez dijo...

Intuyo algo de pesimismo filosófico en estos versos. Se ve que has estado dándole al coco:-)
Un abrazo y buen inicio de semana