El viento sobre el Malpaís de Güimar.


El viento sobre el Volcán del Malpaís de Güimar.
Puertito.

El mar se acerca a tus orillas y te besa
Te besa con besos de Océano, a oleadas
sobre tus rocas negras de cieno quemado
bajo el cielo azul, como delicioso bocado;

tu volcán se declara derrotado si vencido
es sentirse rendido inerte sobre la playa.
Besos de viento, huracanado, despiadado
rebelde sobre la roca. Muerdes y bravas.

Tu ira no descansa; besas que muerdes
dejando tu espuma blanca entre las rocas
señal de tu rabia rotas tus olas al tocarlas;

OH viento que para dejarte ver, tiene que ser
violento en tu trato, hasta hacer de un beso
un llanto; enemigo de la paz; cálmate un rato.


Jecego.