Canto a la mujer.

Martes, 24 de Junio, por la tarde.
Día de San Juan.

Canto a la mujer.

Mujer, no cierres tus ojos a mi paso
aunque fuera porque te encandila la luz de los míos,
no prives a tu alma de verme, henchido
de amor pasando a tu lado;
buscando esa luz que ocultas
al tener tus ojos cerrado por hechizo de los míos.

Todo aquello que tuvimos, está grabado
en el mármol blanco de mi pecho,
y lo recobrarás en esta página, a su tiempo
con las vibraciones de tu mirada sobre la mía;
no cierres los ojos y mira, se está desintegrando mi alma
coge las letras antes que se pierdan en la misteriosa nada.

La noche se acerca y lo borra todo,
no quedará nada de lo nuestro, más allá de la memoria
que ya no será nuestra; solo un plagio, quizá adulterada
en una dimensión baldía, fría y lejos de tu mirada;
no cierres los ojos mujer; no pierdas el tiempo en nada
y reconoce el misterio que sueña y se hace sol en tu mirada.


Jecego.