Amigo, viejo amigo...¿de donde viene el viento?.

Al paso de una dama....
(Contestando a Ferreol).

De "eso", de "aquello", yo ya no me acuerdo
yo veo pasar las Rosas por mi lado 
y solo me mueve el viento de sus faldas;
y mis ojos seguramente cabreados, sueñan;

entonces miro a su espalda y adivino su fuente, en serio, pienso:
que aquellas caderas que se mueven de izquierda a derecha
deben dejar una brecha por donde sale el viento
con ese perfume que mueve mi nariz, hecha ya al silencio;

es una pena, que ya de "aquello", nada;  todo paz y silencio;
pero, ¿porque los ojos miran y nos traen recuerdos, si ya,
todo es nada en la fantástica fabrica de sueños, que despierta
sentimientos de guerrero sin más arma, que un palo seco en la mano.?

¡¡Ay!!, ¡¡ay,ay ay,  son cosas de viejo dicen... pero
me pregunto, ¿porqué no envejecen todos los órganos al mismo tiempo
y deja el Jefe, a los ojos envidiar......sobre todo cuando pasa el VIENTO....
invitándote a soñar..........sobre el origen de ese tormento......

Jecego.

2 comentarios:

Katy Sánchez dijo...

Estamos hechos así, somos naturaleza y mente y la mente no envejece a menos que llegue el innombrable. Bss y buena semana

Isidro Jesus Cedres dijo...

Querida amiga Katy, si creo que es así, y por ello lo escribo así. Todo en la vida es relativo al tiempo, y el mio es ya muy limitado.
Un abrazo,que pases una buena noche; no lo digo en plural por creer en la oportunidad de volver a hacerlo mañana. Isidro.