A la suave penumbra de la luz de tus ojos.



Esa luz que vence al espacio y al tiempo
ese espacio entre tu cuerpo y el mio,
esa luz azul entre tus labios y los míos
y ese tiempo en que consumimos
tus besos y mis besos en tiempo infinito, es amor.

El amor es el glorioso vencedor del tiempo
es la magia donde duermen tus y mis besos;
ese estandarte tuyo y mio, donde nos miramos
hecho de auroras y miradas, ahora recuerdos
de colores que tu y yo, soñábamos, hace tiempo, es amor.

Los recuerdos son la suma de grandes momentos
absorbidos por el tiempo en momentos breves;
son cuna, santo y seña de de vida, vividos
a la penumbra de la luz de tus ojos
consumidos por el tiempo que hemos vivido juntos, es amor.

Jecego.

2 comentarios:

Katy Sánchez dijo...

Cada mirada, cada momento, cada beso pasados junto la persona amada es amor. Como siempre bellos versos adornan tu alma y tu blog.
Buen finde

Isidro Jesus Cedres dijo...

Amiga Katy, gracias; solo tu elogias mis palabras; pero soy un paciente narrador, que escribe con el alma y no le importa no poder llegar a ese punto donde solo llegan los alados ángeles. Gracias por dejarme tu precioso comentario. Un abrazo. Isidro.