Me busco a mi mismo.




Me busco a mi mismo entre tus flores,
busco ese espacio infinito que me guardas;
donde mi hambre de ti se diluye
tomando tu cuerpo como carne salvadora;
y tu sangre como vino y como cielo,
perdido en tu mundo, jardín de mis sueños.

Me siento a mi mismo en un mundo incierto
navegando en barca sin timón y vela al viento;
sin rumbo, sin darme cuenta que soy marinero
perdido en mi desierto;
que mi corazón está henchido de amargura
porque una nube ingrata está tapando mi lucero.

Ya no soy libre de pensar
y cuando lo quiero hacer, me pierdo
en ese mundo tuyo, también mío
o quizá sea el mundo nuestro.

Jecego.

4 comentarios:

Katy Sánchez dijo...

"Que mi corazón está henchido de amargura porque una nube ingrata está tapando mi lucero."
Duele, pero un buen marinero tiene que llevar el timón aun en las peores tormentas y creo que tu lo haces de maravilla. Mi deseo es que amaine lo más pronto.
Bss

Mª Jesús dijo...

Tocayo entiendo tu momento, que decir. Me has dejado sin palabras Te queremos y lo sabes

Isidro Jesus Cedres dijo...

Amiga Katy, gracias por tus visitas y comentarios. No hay nada más hermoso que el ser querido, y tu amistad me habla de ese don que tengo en ti, gracias, gracias.
Un abrazo para toda tu familia.
Isidro Jesús.

Isidro Jesus Cedres dijo...

Tocaya María Jesús, gracias por tus comentarios que también son fuentes de combustible para seguir luchando.
Tu, como ya conoces a Carmen y la has visto sabes que la vida es cruel, pero a pesar de todo, es vida, y hay que luchar por ese ápice que queda. Un abrazo.
Isidro Jesús.