Vivo en ti, en una noche que dura nueve días.

Parras en la Dehesa. Güimar. 28/04/13.
Foto de Carlos Cedrés.


Carmen, soy el ave sin cuerpo que vaga en tu mente
el lenguaje secreto y la poesía dulce y callada,
soy ese silencio que te habla con amor ardiente
en tu horizonte límpido y azul, cada mañana.

Soy la noche donde ocultas tu gran sufrimiento, 
de ti lo tengo todo sin tener nada;
soy dueño de todo lo tuyo en esta noche tan larga
disipando tu dolor con la luz de mi alma;

estoy viviendo sin vivir viéndote
más allá de la vida, donde nada es todo y todo nada;
donde la vida solo es tiempo que pasa
cargada de sueños y tímidas esperanzas.

Querida, solo soy eso que tu ves
todo y nada en un todo.....contigo...

Jecego.


5 comentarios:

Katy Sánchez dijo...

... "Donde la vida solo es tiempo que pasa cargada de sueños y tímidas esperanzas."
Así es, pero mientras haya esperanzo hay un corazón latiendo y esperando tus caricias y palabras.
Siento tu sufrimiento y se como te sientes, viendo como parte de tu vida se tambalea.
Te deseo fuerza y salud y una mejoría par tu esposa.
Bss

Pluma Roja dijo...

Un poema muy sentido espero de todo corazón que la salud de tu esposa se reponga pronto. Es muy duro por lo que estás pasando.

Te dejo un fuerte abrazo estimado Jecego, ya te había extrañado.

Besos.

Flor dijo...

Que lindo poema dedicaste a tu señora.
Deseo de todo el corazón que Doña Carmen se mejore pronto.

Mis pensamientos te acompañan en estos momentos tristes.

Recibe todo mi cariño.

Besos mil en tu corazón.
Flor

Estrella Altair dijo...

Querido amigo, es dulce lo que estas haciendo, que es sencillamente amarla.. así con mayusculas.. de manera entrañable y maravillosa que nos llega a todos,al menos a mi, al corazón

Un beso para ti y para ella

Estrella

María Asturias dijo...

Bellas y profundas letras, que denotan el inmenso amor, a tu señora, espero que cada día mejore, un fuerte abrazo