Recuerdame.

El amor es libre y no tiene edad.





Cuando seas libre, 
recuerdame;

cuando los alisios te acaricien,
recuerdame;

cuando en la ducha, el agua moje tu cuerpo,
recuerdame; 

recuerdame cuando la espuma de gel
acaricie tu cuerpo;

recuerdame
cuando tus ojos miren sin ver;

recuerdame siempre, 
porque siempre estaré a tu lado mirándote. 

Búscame entre las gotas de la ducha que te bañan,
que yo estoy entre ellas
buscando tu desnudez.

Déjame abierta la ventana de tu noche
que quiero ser tu luz;
esa luz tenue que te acaricia.

Siénteme a tu lado acariciándote,
olvídate de las gotas de agua y espuma que te cubren
y piénsame a tu lado, envolviéndote. 
Solo envolviéndote....

Jecego.




6 comentarios:

Katy Sánchez dijo...

Que bello texto te han inspirado hoy tus musas en tu querido Güimar.
Serlo todo para el amado o la amada. El amor no tiene edad como no la tiene el alma y menos la poesía que será siempre eterna y joven.
Bss y buena tarde de martes

Isidro Jesus Cedres dijo...

Gracias Katy, ojalá esta tarde dure siempre.
Gracias por tu comentario.
Un abrazo y buenas tardes.
Acabo de almorzar y como viejo, voy a hacer reposo. Luego iré a ver tus blogs. Escrbi otra versión de este poema; lo colocaré esta tarde.
Isidro

Sneyder C. A. dijo...

El amor es libre no tiene edad, así es el titulo de tu poema. Y está lleno de verdad envejecemos pero los sentimientos nunca envejecen porque salen del alma.

Un cálido abrazo

karras dijo...

Y formando parte de tu misma esencia, mojando con versos cada curva de tu rostro, cada curva de tu cuerpo. Bonito poema Jesús. Un abrazo.

Isidro Jesus Cedres dijo...

Amiga Sneyder, es verdad, el amor es libre, no tiene edad, ni cadenas que lo aten, ni voz que le oprima.
Dime tú; una abuela, una hija, una madre, una nieta o una novia, ¿hay algo que pueda frenar el amor?, solo alguna peleilla puede negarlo, pero nunca borrarlo.
Un abrazo por compartir y por tu visita.
Jecego.

Isidro Jesus Cedres dijo...

Amigo Karras, gracias por tu visita y comentario.
La vida sin amor no es vida; hay muchas cosas que nos enamoran, una es la belleza, la más endeble de todas, porque ésta es efímera; las otras son: la comprensión, el entendimiento, la razón el ejercicio del lenguaje y el contacto. Cuando se unen todas esas cualidades, es más que amor, es un milagro; así que modelemos cada uno el nuestro con lo que tenemos.
Un abrazo.
Jecego.