Otra versión de: el amor es libre.



El amor es libre y no tiene edad.


Tu eres esa flor, y yo el agua que reposa sobre de ti aspirando tu aroma.

Cuando seas libre, 
recuérdeme;

cuando los alisios te acaricien,
 piensa en mis manos;

cuando en la ducha, el agua moje tu cuerpo,
piensa en mis flujos;  

recuérdame cuando la espuma de gel
cubra tu cuerpo;

piensa en mi 
cuando tus ojos miren sin ver;

acércame siempre, 
porque siempre estaré a tu lado mirándote. 

Búscame entre las gotas de la ducha,
porque yo estaré entre ellas,
buscando tu desnudez.

Déjame abierta la ventana de tu noche
que quiero ser tu luz;
esa luz tenue que te acaricia y te mueve.

Siénteme a tu lado acariciándote;
olvídate de las gotas de agua y espuma de gel,
y piénsame a tu lado, envolviéndote. 
Solo envolviéndote......
con la sábana……de mi piel….

Jecego.

9 comentarios:

Cristina dijo...

Que preciosidad Jesús, vaya poema!
Maravilloso leerte, te dejo un fuerte abrazo.

Isidro Jesus Cedres dijo...

Amiga Cristina, gracias por tu comentario.
Voy a estar dos días fuera.
Espero encontrarte al regreso.
Un abrazo.
Jecego.

Katy Sánchez dijo...

bBeelísimo también pero si dieras a elegir me quedo con el anterior. Es tal vez más musical.
Bss Cuidate

Isidro Jesus Cedres dijo...

Amiga Katy, gracias por tu comentario. Mañana tengo que ir a una revisión al Hospital, Ya me dijeron que tengo que quedarme dos días, espero estar para fin de semana.
Traeré otra música, creo.
Un abrazo fuerte, por si acaso.
Isidro.

laura dijo...

Un poema con corazón para un hombre que tiene el corazón más grande que el pecho. Mil besos abuelito, Laura

mjesus dijo...

QUE PALABRAS TAN BELLAS. UN ABRAZO

Isidro Jesus Cedres dijo...

Laura, mi retoño. Gracias por tu comentario. Creo que te pasaste en el comentario; no soy tan bueno como tu me ves. Alguna vez parezco bueno, pero normalmente tengo una varita de almendro en la mano.
Un abrazo. Tu abuelo.

Isidro Jesus Cedres dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Isidro Jesus Cedres dijo...

mjesus. Gracias por tu comentario.
Tus palabras son dulces como la miel, las que agradezco; pero las de mi poema solo son palabras cogidas al azar y colocadas en un cuarteto.
Solo tienen el valor que tu les das.

Un abrazo. Jecego.