Son tus ojos, mujer.

Dedicada a Lanzarote.


Rincones del Atlántico. 

Son tus ojos llenos de armonía
los que hacen luz en mi pecho,
abrevia  veredas y caminos 
y acercan mis pasos a tu encuentro. 

Mi pecho sale a recibirte 
y se crea un arco iris de ensueño,
mis labios buscan ser tu dueño
en los tuyos ansiosos de serlos. 

Se combinaron los colores
y resplandeció la armonía, 
en aquel espacio solitario           
a la vera de los veroles;

con la luz de tus ojos
y la magia del destino,
se fraguaron tormentas
que apagamos al unísono.

Y se fundió el día con la noche
en aquella lluvia de besos
con la cálida luz de tus ojos
en aquel rincón de Lanzarote.
Jecego.

Lanzarote. Los Veroles.

2 comentarios:

SOLO DE INTERES dijo...

Bello como te quedan las letras a ti Jesus,"con la magia del destino" un fuerte abrazo

Katy Sánchez dijo...

Desde luego que las musas te acompañan siempre.
¿Será que Lanzarote una de las "bienaveturadas" las esconde?
Bss