De donde brota la Poesía.

                                              Dama ante el espejo.  Tomada de Google.         


Las cosas bellas son manantiales de poesías.

La belleza se transforma en verso
que quieren transmitir emociones;
las letras hacen lo que pueden
para crear con ellas sensaciones
en forma de escultura a su imagen.

No es fácil para el poeta, hacer esos cuadros
solo con palabras imaginables;
cada letra es un mundo cambiante
que no sabe donde arrimarse, y es el poeta,
quien la empuja a un lugar del verso, con su arte,
intentando hacer un poema con su idea
tal vez confusa  o eternizable.

Entonces surge en su mente: una mujer
que mira la figura efímera del hombre;
se mira en su espejo y coloca cada letra en su sitio,
mirándose...
y brota la poesía, con su estructura y su arte;
el poeta se siente realizado con aquella imagen
que creó una mujer que apareció en su mente
y escribió el poema al instante.

Tanto una mujer, como una flor
siempre son poesía...
Porque a una mujer le basta parir
para escribir un poema con su sangre;
y a una flor, vasta con mirarla y olerla un instante.

Jecego.


2 comentarios:

Doris Dolly dijo...

Isidro..." Las cosas bellas..."

Me han encantado tus bellas letras dedicadas a la mujer,me siento identificada por ello... al poeta como tu creo ademàs, que las letras las dibujas sin tener la imagen de una mujer, porque las lleva dentro y las entrega desde su corazòn al escribirlas.

¡¡¡ Bellìsimo !!!

un beso desde Argentina

Katy Sánchez dijo...

Tus letras huelen a perfume de rosas o de mujer, pero lo importante es la belleza que comunican.
Bss.