No encuentro mis páginas de: ¿porqué?

Hoy solo escribiré retales.. (domingo 07 de Octubre).
Copiados en papeles y metidos en mis bolsillo.

Recordando a nuestra amiga Aída en su cumple.
Imaginar una vida sin palabras
es vivir sin ver nada,
sin contemplar la luz del sol
en la nube de una alborada;

cuando la voz se hace palabra
el silencio música celestial;
el camino se hace al andar
y se rompe el silencio cuando hablas.

Jecego.


De Quevedo, el siguiente.

No me aflige morir, no he rehusado
acabar de vivir, ni he pretendido
alargar esta muerte que ha nacido
a un tiempo que la vida y el cuidado.

Siento haber de dejar deshabitado
este cuerpo y el amante espíritu de él ceñido;
siento desertar mi corazón siempre encendido
donde el amor reinó siempre hospedado.

Un abuelo canario, contaba sus Islas,
cuatro en plural, tres únicas, sin igual:

Rosas
Geranios,
Claveles,
Violetas, 
Romero.
Hierba buena.
Albahaca, 
y su sol: la mujer canaria.


Una moneda tiene dos caras, una buena y otra mala.
El hombre también  tiene dos vertientes; la primera la vida; la segunda la muerte, las dos tienen la misma edad y nacieron del mismo vientre. Unos practicamos la vida, el amor, la unidad y la hermandad; otros practican la otra cara: el enfrentamiento, la separación, el odio y la ruptura; ¿como siendo de la misma pasta,  se puede ser y no ser a la vez?...
---------------------------------------

A mis 81 Octubres. (Comparto con nuestra amiga Aída a sus 70 y pico cumples).

¡¡ Que hermoso es ver
cuantos ojos me miran;
que belleza poder mirar
a los amigos que me miran
como si mirar fuera vida
y muerte no poder mirar!!.

Gracias a todos por llegar,
ya les diré adiós en mi partida;
brindemos juntos al celebrar
tantos años en las retinas;
de mis ojos no quiero hablar
cuando mi corazón palpita.

Jecego.

Mujer; yo quiero quemarme en tu infierno. Jecego.

Muchas veces no se puede expresar amor con una sola palabra; te quiero necesita dos; 
un beso resuelve el problema. Jecego.

Mujer, no son dos soles en tu frente
son tus ojos al mirar;
son tus ojos que rompen la noche
con la luz de tu volcán;

no dejes que se apague
quiero ser tu lava
rompiendo las tinieblas
de esta noche helada;

mañana para el sol será un placer
despertarnos con su luz,
y los pájaros con su trinar
arrullarán nuestro amanecer;
dejemos nuestro sueño correr
que pronto volveremos a encontrar.
---------------------------

Quise ser tu dueño
pero tu te alejaste,
yo quise besarte
y tu fingiste sueño.
-----------------------

Era la sombra de mi pensamiento.

Solo iba paseando
pero una sombra me acompañaba,
le pregunté quien era
pero ella no lo recordaba.

Mis manos están hambrientas de ti
necesitadas de tu fuego,
pero me dejas morir helado
lejos de ti
aunque quiera morir a tu lado. 

Jecego.




4 comentarios:

chus dijo...

Esta claro eres un multiusos, vales para todo. lo mismo hablas del colesterol que escbies poesia.
No cambies. un abrazo

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga rosa Azul; Chus. Gracias por tu comentario.
Fui Enfermero y me gusta la Salud.
Me gusta el cielo y le miro.
Me gusta la mujer y la conjugo con la rosa y lo azul.
Y ya es tarde para cambiar; por eso escribo sobre todo lo que recuerdo.
Un abrazo amiga Chus.
Jecego.

Jacque dijo...

Muito lindo o que escreveste, JECEGO ...


BEIJOS
BESOS

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Jacqueline, gracias por tu comentario. Cuéntame si ya dejó de llover por ahí, por aquí no cae agua ni para beber. Todo se está secando.
Un abrzo. Jecego.