Una señora viajaba a Airbatnac.



Es la historia de una señora vista desde muy lejos, que le gustaba viajar hasta un lugar de España de nombre impronunciable, (airbatnac), (leído al revés es Cantabria) donde la belleza del lugar salía a su encuentro, y durante un largo trecho del camino se hacían competencia, para luego fundirse y formar un lugar paradisíaco a la vista del visitante,  y de aquellos que sabemos soñar, y hablar con los sueños.
Ella, de nombre Gema,  brillante como el sol,  no podía ocultar su belleza, ni callarla siquiera, siempre la exponia a los ojos del mundo; era, y es preciosa, y además poseía el don de hacer brillar lo que miraba, pero, aquel lugar que ella visitaba empezó a sentir celos de ella y a competir en muchos puntos de su parcela;  donde Gema aparecía se revolucionaba el lugar; todo cambiaba, se advertía un cataclismo; todo aquel jardín cambiaba para hacerle la vida imposible y obligarla a irse: aquel vergel no estaba dispuesto a perder lo que había hecho la naturaleza y el tiempo. La luz de aquellos ojos extendida por sus rincones, competían con su belleza natural, y la ternura que emanaba aquella mirada, sobrepasaba la infinita mansedumbre que le daban las flores y sus perfumes. Entonces las flores formaron equipo y llamaron a su amigo el Invierno para que lloviera fuerte y obligar a Gema a emigrar a su casa de donde no debió haber salido; llegaron las lluvias y aquella luz de fuente azul desapareció del lugar; regresó a Madrid, su residencia habitual; pero dicen las flores que al partir le oyeron decir, mirando a todas parte, como si fueran amigas del alma: volveré el próximo verano, y a un castaño donde le gustaba tomar su sombra, le dio un abrazo y le dijo: de ti no me despido, dejo mis mejores recuerdos contigo. Nada desaparece, todo se transforma. Cantabria perdió una estrella, Madrid la ganó.

Jecego

10 comentarios:

Katy dijo...

Un bello cuento.Me gusta como lo has contado. Pero a pesar de que los cuentos cuentos son, no creo que haya ninguna belleza que iguale a un jardín con flores. Tal vez los ojos inocentes de un niño o niña. La naturaleza es sabia.
Bss

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Katy, ya lo has dicho todo de forma inmejorable, "la madurez es sabia". Gracias por tu comentario, una sinfonía de palabras con música que solo puede escuchar el que siente cuanto le rodea.
Llevo varios días con mi mente empobrecida, me siento cansado y sin ganas de escribir.
También estoy pasando unos días triste por varios amigos que se han ido al otro barrio a descansar.
Un abrazo. Isidro.

Katy dijo...

Siento tu tristeza poeta. Hay muchos días así, Y no es que tu mente esté empobrecida, sino que está ocupada con otras historias importantes. Las despedidas siempre dejan un sabor amargo, pero siempre puedes pensar en lo que les diste en vida, que seguro fue mucho.
Cuídate y descansa de blog.
Bss

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Katy, gracis por tu comentario tan lleno de sabias palabras cargadas de energía positiva. Nada como un amigo que te escucha y comprende. Tomaré al pie de la letra tu consejo, descansaré unos días. Un abrazo. Isidro.

Jacque dijo...

JECEGO ... Lindo conto ...


BEIJOS
BESOS

MTeresa dijo...

qUÉ BONITO,
un cuento de esperanza,
y también un mensaje de vida,
cuando alguien se va
su hueco se ocupa con otro
sentimiento, la soledad,
me ha encantado,
un abrazo

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga María Teresa. Gracias por tu comentario. Todo amigo que se va deja su huella diferente a todas las demás. Nada le sustituye, pero sí, algo o alguien ocupará su lugar.
Un abrzo. Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Jacqueline; gracias por tu comentario. Aventurate a escribir en tu idioma; no hay problemas para leerte.
Un abrazo y gracias por tu visita.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Katy, la naturaleza es sabia y tu lo sabes bien, porque eres parte de ella, en mi mundo, una gran parte.
Los cuentos solo son letras que como flores brotan en un jardín, y escapan para decir lo que el jardinero quiere y no puede decir de la mejor manera, de forma que lleguen al alma.
Gracias amiga por llenar todas mis páginas. Un abrazo. Isidro.

Estrella Altair dijo...

Vamos a ver querido amigo, eso de tener el alma empobrecida y pocas ganas de escribir es por que no te das cuenta de cuanto aprecio y cariño te tenemos no solo las de cantabria y Madrid, sino las chicas de Toledo y por lo que veo tambien alguna portuguesa tienes por ahí, que te da cariño y amistad..

osea que con estas chicas que tienes aqui,ya estas llenando tu corazón de amor, de pasión de sensualidad y de sensibildad como tu sabes hacerlo,yo lo espero y lo deseo

Siento haber tardado en pasarme por aquí y espero que tu te pases por google + como yo me paso por tu casa esta..

anda.. por favor dejame allí comentarios Juan y yo te estamos esperando.. te echamos de menos.. anda.. por fi..

y por dios espero un poema para las chicas que te seguimos que se nos salten las lágrimas de alegria y pasión..

y amor..

vale..

juralo.... por favor.

Un beso y un abrazo y un cariño y un... empieza a animarte y a escribir