Yo te imagino así. 6.






Entre blancos geranios y rosas rojas
se oían palabras con poco sentido,
ambos querían ser mas hermosas;
el geranio blanco, se sentía inmaculado
la rosa, rojo pasión, enseña del amor
ambas competían por ser ídolos;

sus palabras poblaron la tierra
y se celebró una democratica elección,
donde acordaron: que el geranio sería:
luz, claridad, pureza y sol;

y la rosa, más hermosa
color, belleza y pasión;
pero la rosa sin el sol no sería bella
y siempre necesitará del geranio-sol.

Y acordaron que:
Geranio y rosa,
Rosa y geranio,
perlas de un rosario
de la misma cadena,
tendrían igual valor
ante Dios.

Jecego.

2 comentarios:

Cristina dijo...

He leído varios de tus poemas, me decidí a comentar este es particulcular por la belleza que trasmite tus letras y la belleza que trasmiten las imágenes.
Un palcer leerte, abrazos.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Cristina, gracias. La belleza está en tus letras. Yo solo escribo lo que algo me dicta.
Un abrazo. Isidro.