A María de la Paz, mi maestra entre el 42 y 45 . .

  
                                   Dedicada a Joaquin Gascón Ruíz, hijo de mi Maestra,
                                                             nietos y otros familiares.

Nada importa ya, si te has ido,
no así la semilla que dejaste, tus hijos,
y todos aquellos alumnos
que dejaste en tus libros,
llenos de páginas con letras
que todos leímos contigo;

todos llevamos tu imagen muy dentro
con aquel moño recogido,
una sonrisa de oreja a oreja
y aquella barita de olivo;

todos en una clase, más de cincuenta
entre mansas niñas y revoltosos niños,
escuchábamos tu sabia palabra
más con el corazón que con los sentidos.  

Aquella enciclopedia de Rodriguez
aquel manuscrito: países y mares,
aquellos mapas de España
físicos y políticos colgados;
y tu varita mágica para alcanzar
los puntos consultados del mapa;

y las paredes engalanadas 
con dibujos de tus alumnos,
que tratabas como hijos..
y dibujaban como ángeles.

Ayer pasé por el salón de tu escuela
ya cerrado, viejo y rotas las puertas,
pero del fondo salió tu imagen, Maestra; 

a saludarme y me susurró ¡¡hola hijo!!,
¡¡como se nos va la vida!! me dijo
en apenas un suspiro, sin darnos cuenta.!! .

Yo le dije, MAESTRA, mi maestra.....
¿recuerdas aquella poesía que me enseñaste
para decirla en la Cruz de los Caídos  por los años 40?;

yo si la recuerdo y te la traigo como regalo
con toda la fuerza que me dejaron las campanas  
pero con otra letra, sin olvidar aquella que te gustaba,.
.
Y me quedé pensando.........

De nada nos vale la memoria
porque sin vida no es nada,
solo un recuerdo llorando;
como las campanas de tu poema
que lloraban a los muertos por España.

Jecego

11 comentarios:

Belkys Pulido dijo...

Hermoso homenaje. MI maestra de preescolar ha ido a morir a Estados Unidos, se conservaba tan joven pensé que la vería envejecer y no le dije todo todo lo que le debía.

Katy dijo...

Que belleza de letras y de gratitud hacia esa persona que te enseñó las primeras letras.
Sigo fuera pero pronto vuelvo a casa. Desde el hotel me he conectado y de paso te dejo un cariñosos abrazo.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Tienes un regalo: viajera.

María dijo...

Bonitos versos en este homenaje que has escrito a tu maestra.

Un beso.

Francisca Quintana Vega dijo...

Un poema tierno y melancólico. Un saludo.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Francisca; gracias por compartir, por tu visita y comentario.
Un abrazo y suerte.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga María; gracias por tu visita y comentario.
Tiene un precioso blog que recomiendo a mis amigos.
Un abrazo y suerte.
Jecego.

Rosa Cáceres dijo...

¿sabes? Tengo poemas que me escribieron alumnos enmarcados. Para una profesora saber que ha llegado al alma de un alumno es la mejor recompensa a su esfuerzo.
Es de almas nobles, como la que demuestras poseer, ser agradecido a la labor de quien se esforzó en enseñarle y entusiasmarse con el saber.
Yo nunca olvido a los profesores que me dejaron tal impronta, que no son todos los que tuve, pero fueron varios, en los divesrsos niveles académicos por los que he pasado.
Me ha emocionado tu gesto.
Un cordial saludo

MTeresa dijo...

La infancia que jamás se olvida,
y la maestra que tan grato recuerdo dejó y que tú tan honradamente homenajeas.
Una belleza, amigo mío,
felicidaes por ser tan genial.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga María Teresa.
Creo que después de una madre, debe tenerse en cuenta a su maestro; yo lo entiendo así, y mi maestra era muy buena y cariñosa con sus alumnos.
Un abrazo por compartir tu historia.
Tengo un piso justo frente al mar, pero cuando hay viento se hace respetar.
Un abrazo por compartir. Jecego.

Anónimo dijo...

bien évidemment, comme ijcedres.blogspot.ru cependant vous avez besoin de tester l'orthographe sur plusieurs de vos messages. Un certain nombre d'entre eux sont en proie à des problèmes d'orthographe et j'ai trouver qu'il est très difficile de raconter la réalité pourtant je vais certainement revenir.