´Tú y yo, cómplices.

                                                  Dunas de Corralejo. Fuerteventura.


Mas que verte, quisiera tenerte,
sentir tu piel  junto a la mía,
que tus labios muerdan los míos
y tu saliva se diluya en el torrente de la mía.

Que seas mi cómplice, mi noche y mi día,
que merodees mi impaciencia y satisfagas
con alas del viento,  tu tacto, y armonía,
la necesidad que tengo de ti, mi amada
para atizar mis brasas con el viento de tus alas.

No alejes de mi tu presencia tan necesaria;
porque si el amor brota del roce de dos cuerpos
como el fuego de un fósforo y paja,
pensemos que los dos juntos podremos
hacer del amor llama, solo con una mirada. 

Jecego.


5 comentarios:

Katy dijo...

Sole se es complice cuando dos lo quieren, si no vana es la ilusión. Bellos versos dedicados al amor y a la pasión.
Bss y cuidate

Cristina dijo...

Woww... que bello! Hermosos versos tiernos y apasionados a la vez.
Me encantó leerte Jesús, te dejo un fuerte abrazo desde este pequeño rincón del mundo.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Katy, gracias por tu comentario. Yo creo más bien que es la memoria la que me trae residuos del pasado. Amiga, gracias por todo.
Un abrazo. Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Cristina, gracias por tu comentario, Es un agasajo a mis letras esa exclamación tuya. Gracias por leerme.
Cuando puedas lee mi otro blog de "Apuntes para la Salud" tiene más de 200.000 páginas visitadas; y me cuentas que te parece.
Un abrazo por tus visitas y constancia.
Jecego.

María del Carmen Díaz Díaz dijo...

Es precioso! Gracias por deleitarnos con sus poemas. Un abrazo.