Anoche hablé con la luna.

Anoche hablé con la luna, la encontré triste y delgada, apenas una mínima parte de ella podía verse; le pregunté por su vida social, por sus relaciones con las estrella y con el Sol y me dijo, que con las estrellas, su relación era poca, que eran primas lejanas pero apenas se comunicaban, para mí ellas, solo son un adorno para el cielo; sin embargo yo, me decía, aparte de ser la hembra más cercana al sol, al que adoro;  él me da su luz, me tiene contenta, rodea con sus rayos todo mi cuerpo, me abraza, y con su llama y su luz,  me calienta y engalana; con él llevo una relación estable desde hace muchos miles de años y nos conocemos muy bien.
Él es todo llama ardiente, calienta a la Tierra y sus alrededores;  yo siempre detrás sigo sus pasos a varias horas de distancia. Él crea los días maravillosos llenos de luz que me regala y de lo que se benefician todos los seres vivos de la tierra, hombres, animales y plantas;  yo salgo de noche y con el manto plateado de su luz cubro a todos los enamorados para que sean felices a mi sombra, ocultos bajo mi luz pálida.
Yo en fin, gracias a él, soy la diosa del amor, me encanta la oscuridad para dar sentido a mis fantasías, hay muchísimas parejas que esperan a que yo me asome a mi ventana, para dar libertad a sus desenfrenados deseos de amar; me siento muy feliz viendo a ellos libres del freno del conservadurismo y de la moral, lanzarse al apasionante juego del amor
También me encanta ver como los hombre me miran para decidir cuando han de podar, coger cosechas, injertar incluso cuando va a llover o a hacer calor, o va a hacer viento o buen tiempo. Me encanta ser objeto de admiración, que todos me miren y necesiten para algo.
También me eligen a mí para sembrar; dicen que la planta que va a dar su fruto debajo de la tierra,  tubérculos, hay que sembrarlo en menguante, y las plantas que produce su fruto sobre de la tierra, frutales, se siembra en creciente; me siento realizada al ser tan útil al hombre.


Me encanta disfrutar la luz cariñosa y cálida del sol cuando cubre mi cuerpo terregoso y frío, seguro que está enamorado de mí, porque nunca me ha abandonado ni un solo día....... 
Yo creo que el sol y yo, la luna, somos la pareja más interesante del universo conocido......
Fíjate cuantos nombres me dan los hombres:
Me llaman luna llena cuando voy para menguante, y
luna  nueva cuando voy para creciente; 
y me parto de risa cuando me dicen mentirosa, o que la luna siempre miente;  y los más viejos se han inventado una razón que es real, te voy a regalar una imagen que me describe así:
a/ - cuando mi imagen tiene la forma de C, /que sería la C de Creciente/, entonces estaría en menguante, porque la luna siempre miente. Viene de nueva y va para llena, y al revés. Mentirosa o no,  soy la reina del cielo más cercano, el sol me persigue, los hombres me adoran y las mujeres hasta me piden consejos... ah, me olvidaba, los lobos cuando me ven me miran y dicen: uh, uh, uh,uh,uh........por algo será.....¿no crees?    hasta otro rato.  Que lo disfruten.....

Menguante                            Nueva                         Creciente
 Desde Güimar. Tenerife. Islas Canarias.
Jecego.

7 comentarios:

Katy dijo...

Precioso post y reflexión sobre las fases de la Luna, tan hermosa y tan perfecta ella, sueño de los enamorados, de los poetas, de los agricultores, de las noches en soledad. Ella siempre presente en la vida de todos.
Bss y feliz semana

Pluma Roja dijo...

Precioso relato sobre la luna. Amiga de poetas y músicos, de mujeres y hombres enamorados.

Un gusto leerte estimado amigo Jecego.

Un fuerte abrazo.

Cristina dijo...

Una genialidad mi querido amigo! Te felicito es maravilloso lo que escribiste y por cierto muy difrutable.
Te dejo un fuerte abrazo, lo envío con la luna que lo lleve hasta vos!!

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Katy, me encanta leer tus comentarios, son para mi una fuente de energía que comparto con mis amigos cuando vuelvo a escribir.
Creo que estos son coletazos de mi luna nueva, me voy para la llena e iniciaré otro ciclo.
Un abrazo mi amiga y muchas gracias.
Tu blog de Ciudadana del Mundo es mi enciclopedia y mi luna llena.
Isidro.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Pluma Roja, en mi deambular por los rincones de mi mundo, encuentro tu nombre; eres una estrella viajera
y una de las primeras que se posaron en mi blog. Mañana publicaré un "rollo" del sol, la luna y venus dedicada a mi terruño y de alguna forma a todas la mujeres.
Un abrazo querida amiga, que Dios te bendiga. Isidro.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Cristina, la luna me ha traído tu saludo y lo guardo a buen recaudo.
En vista de los comentarios tan hermosos que he recibido, empecé a escribir otro que publicaré mañana,
Muchos de los temas que escribo son piropos a mi tierra y a sus mujeres, pero aún no he recibido ningún comentario de mis gentes, es posible que no les guste y prefieran callar.
Un abrazo mi amiga, hasta luego.
Isidro.

Estrella Altair dijo...

Hola amigo enamorado de la luna..

y quien no???

creo que todos sabemos cuanto la necesitamos cada noche, y cada día..

y además.. ella siempre,siempre escucha verdad??'

es lo bueno que tiene..

que no pone pegas, ni reproches..

es divina..

como tus poemas..

Un hola enorme querido amigo