Acabo de darme cuenta de lo antiguo que soy.

El Teide coronado por nubes. Tenerife.

Se nublan mis ojos
sobre mis días sin vida, vacíos de ti
en este espacio baldío, donde te espero;
en esta habitación aburrido
donde cuelgan cuadros
tuyos y míos
huyendo del tiempo
que pasa sin sentirlo.

Me fijo en mi foto de boda
tiempo pretérito en mi vida,
donde guardo mis recuerdos
lejanos en el tiempo
y próximos en mi piel curtida.

Acabo de darme cuenta que he cambiado
aquellos momentos de alegres juegos
de sexo enmascarado;

por torpes movimientos 
ya cansinos y limitados
y pensamientos tristemente castos.

Jecego.

8 comentarios:

Jacque dijo...

Lindo Poema ... Jecego ...


BEIJOS
BESOS

Cristina dijo...

Hola Jesús! Nadie es antiguo mi querido amigo, lo que se apaga es la llama lentamente con el transcurso del tiempo. Y no es falta de amor, es falta de pasión, uno debe buscar la forma de sentirse vivo nuevamente.
El cuerpo es sabio y la mente lo ayuda, abrazos mil!
PD: hermoso poema!

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Jacque, gracias por leer mi pensamiento sin gracia.
Nada habla más claro que el silencioso tiempo.
Un abrazo. Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Cristina, mientras contestaba a Jacqueline, entró tu comentario, que parece un copia del tuyo, lo que indica que nos parecemos en el pensamiento.
Un abrazo y gracias por tu visita.
Jecego.

Katy dijo...

Mi querido Isidro, no te lo tomes a así de triste, el pasado pasó y no no nos podemos instañlar en los recuerdos porque duelen. Es ley de vida, y hay que disfrutar de las pequeñas alegría que nos ofrece el hoy.
El otro día mi nieto de 10 años me dio ùn aviso:
Le dije, quisiera tener una abuela como vootros tenéis. Y me contetó:
-Éste es nuestro tiempo, el tuyo ya pasó.
Y lleva toda la razón.
Bss y buen finde

Andrés dijo...

Amigo,melancólico poema, deliciosamente triste, pero sobre todo, bien hecho. Un fuerte abrazo desde Fuerteventura. ¡Ah, quería decirte que mi abuelo era de La Zarza! Por ahí tengo aún muchos parientes.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Katy, cada historia describe un momento, pero siempre la situación de ese momento prevalece en su descripción.
Así que este momento está manifiesto en mi poema.
Un abrazo y mucha suerte. Los nietos son nuestro espejo.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amigo Andrés, la vida está hecha a la medida de cada uno, con momentos llamados eslabones de un limitada cadena; en ella se enlazan unidades de múltiples colores y rara armonía.
Es decir, hay de todo...
Amigo, toda mi familia es de Fuerteventura y tengo muy buenos amigos en Guijey.
Gracias por tu comentario.
Un abrazo, Jecego.