Volvió el amor (11-11-11)

Volvió el amor. (Ver la anterior)  

Primero solo fue una mirada
que se iba multiplicando en el tiempo,
luego se hizo fuego y silencio en mi alma 
construyendo morada en mi pecho;

me quemaba y callaba mi dolor
y buscaba el consuelo en tus ojos,
que escondían celosos el secreto
de aquella mirada  de cálido gozo. 

Pero no supo esperar y brotó la llama
de aquel calor que llevaba dentro,
y la candela quemó sus amarras
y  una palabra rompió el silencio.

El amor no quiso limitar su grandeza
al espacio que le ofrecía mi pecho,
y se fue surcando los aires en un suspiro
dejando sin esperanza mi sueño.

Y voló el amor en una nube terrestre
buscando el cielo azul en el aire,
pero chocó con otra nube errante 
que hizo imposible el viaje;

y regresó al  pecho donde había nacido
aquel gran  amor de fuego y llama,
donde hizo de su hoguera un refugio
reconstruyendo allí su casa:

y consiguió su eternidad en el tiempo
abandonando las nubes en el aire,
para crecer como amor y como fuego
en el pecho que fecundó su sangre;
en la cuna que le vio nacer y crecer
de una mirada que invadió mi carne.

Jecego.


No te eleves para buscar el amor;  se lo puede llevar el viento.

14 comentarios:

Mariana dijo...

Qué hermoso...es cierto...es una cuestión de piel.
Preciosas y sensibles tus Letras :)
Mis cariños de siempre.

Pluma Roja dijo...

Bello regreso del amor, sutil y rítmico poema.

Saludos cordiales apreciado Jecego.

Fiaris dijo...

Gracias por tu visita y comentario,bienvenido seas tienes un blog muy lindo saludos Uruguayos.

Jacque dijo...

Lindo Poema JECEGO... Adorei...

BESOS
BEIJOS

Garcibáñez dijo...

El amor es muy grande, pero hay que cuidarlo como una pequeña flor. Tiene sus misterios, esa pequeña flor puede convertirse en grandiosa o marchitarse y fecundar la tierra.

Marina Fligueira dijo...

Precioso poema Isidro.
Siempre pienso que el amor es el motor que mueve el mundo. Pero si es verdead, qué no hay que buscarlo. El amor surge solo en cualquier instante, naturalmente.

Gracias por compartir tus sentires -tus deliciosas letras.
Un beso y se muy feliz.

Katy dijo...

Hola Isidro, como no podía ser por menos eres de los enamorados del amor.
El nunca te ha abandonado, ni lo hará.
Bss

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Mariana, gracias por tu visita y comentario.
En amores todo es posible.
Un abrazo
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Pluma Roja; gracias por tu visita y comentario.
Un abrazo.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Fiaris, eres mi primer contacto desde Uruguay; gracias por tu visita y comentario. He conocido a algún viejo de mi edad que estuvo trabajando por esas benditas tierras.
Un abrazo amiga, bienvenida a esta tu casa.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Jacque, gracias por comentario.
Un abrazo. Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amigo Garcibáñez, gracias por tu visita y comentario.
Como bien dices: el amor es como una flor, cuando se separa de su raíz, se marchita.
A veces solo es aquello que queda después de quitarse la máscara.
Un abrazo.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Marina Fligueira, gracias por tu visita y comentario.
El amor nace, y vive oculto detrás de una rama de la vida y asoma sorprendentemente cuando un perfume lo estimula y se desborda en alguna dirección.
Un abrazo amiga por tu comentario.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Katy, gracias por tu comentario; el amor nace con la persona pero vive oculto en cada ser hasta que una mirada, un perfume o una voz, lo delata y se asoma para sentirse humano.
Un abrazo.
Jecego.