No me niegues un beso.


Dedicada a ti, Carmen, en el día de tu Santo.




















Me encanta la aurora de tus ojos

cuando rompes la noche en pedazos,
la mañana se hace presente en tu almohada
y estiras tus brazos y me abrazas;

la brisa se hace presente en tus palabras
la luna calla acongojada y practica el silencio,
sabe que le has suplantado y ya  soy tu dueño
en ese cielo del amor, que es la cama.

Búrlate de la noche, de la luna, del alba,
de los sueños, de las sirenas que ríen mojadas,
de los reyes de los príncipes, y de todo lo que quieras,
pero cuando aparezca el Alba,  no me niegues un beso.

Jecego

16 comentarios:

Estrella Altair dijo...

Ummm

que bello poema... patrona del mar, virgen del Mar..cuantas celebraciones, en los barrios pesqueros de toda España y en mi pueblo también se la pasea.. ..mucho..

yo no faltaré a la procesión esta tarde..

le tengo fe por muchas razones..

Seguro que todas la Carmenes te agradecen tan bello poema de pasiones intensas como ese nombre tan Español...

Gracias por estos poemas que nos dejas Isidro..

Yo desde mi pueblo Castilla te envio un gracias y un beso

Katy dijo...

Que preciosa dedicatoria a tu Carmen "especial". Se la recitado susurrando en su oído.
Aprovecho para felicitar a todas las Carmenes que te visitan y en especial a la que te inspirado estos bellos versos.
Un beso

Francisca Quintana Vega dijo...

Hermoso y romántico poema. Un saludo.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Katy, gracias por tu visita y comentario.
Nuestro país está lleno de Carmenes, que hoy celebran en todos los barrios costeros su día. Pues para todas ellas, mis felicitaciones.
Un abrazo, voy a visitar tu blog.
y a comer con los ojos del de hincar el diente.
Un abrazo. Jecego.

Pluma Roja dijo...

Me encantó ese cierre Jecego.

Muy bello.

Saludos cordiales.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Francisca, gracias por tu comentario. Vengo de tu blog y he vuelto con la necesidad de volver a leerte. Me ha gustado mucho, seré tu alumno más viejo...
Un abrazo. Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Pluma Roja, ¿ también te llamas Carmen?. Querida amiga, gracias por tu comentario. En la mañana de hoy he estado ausente, esto ya parece la despedida de fin de semana.
Un abrazo y que descanses. Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Altair, gracias por tu comentario. La vida está llena de cosas hermosas y las fiestas playeras celebrando la festividad del Carmen es una de ellas; ese día los festejos, aquí, empiezan con Venus matutina y terminan pasadas la media noche, con el ruido de las lluvias de artificio.
Altair, un abrazo por tus palabras.
Jecego.

Náyade García dijo...

Muchas Felicidades a Carmen, bello poema para una mujer excepcional.

Jacque dijo...

Eu acho esse nome lindo... "CARMEN"... Felicidades a Carmen !


BESOS
BEIJOS

SUSURU dijo...

Amigo: én mi país ya no se festeja el día del santo del nombre. Costumbres españolas que quedaron en desuso. Es más yo no sé si tengo alguna santa que me represente.
Pero que sí me encantaría que con esa excusa me dedicaran bellos poemas como éste dedicado a tu Carmen.
abrazos.

Marinel dijo...

Seguro que hablándole así, no podrá negartelo.
Preciosos versos.
Felicidades también de mi parte a tu Carmen.
Un beso.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Náyade, gracias por tu comentario; es un placer y una alegría tenerte por aquí, se deduce que ya han pasado las fiestas de San Pedro que en buena parte dependen de tu trabajo. Un abrazo amiga, y gracias por estar siempre ahí.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Jacque, gracias por tu visita; la Virgen del Carmen es la más marinera de España; su día se celebra en todos los pueblos, marineros o no.
Un abrazo, gracias por tu visita.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Susuru, aquí, en España, somos más divertidos, nos encantan las fiesta compartidas, disfrutamos de la familia y de los amigos, en tantas ocasiones como nombres existen.
Pero, ¿existe algún pueblo que no busque la felicidad de alguna forma?.
Yo creo que la persona solo es un retoño de su tierra, y la tierra se siente feliz cuando ve nacer un hijo.
El hombre baila cuando oye la música que le gusta, entonces hay que buscarla y bailar. Hay que inventar las fiestas.
Un abrazo amiga, gracias por tu visita y comentario. Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Marinel, gracias por acercarte a mi blog y dejar tu seña. La vida nos da muchas cosas; unas veces porque se las pedimos y otras por que las negociamos y conseguimos; quizá sea este el mejor camino.
Amiga, gracias por tu comentario.
Un abrazo. Jecego.