Cuando todo termina.

Cuando todo termina.


Pienso sumergido en el silencio
que todo tiene fin, y se acerca,
y alejándose del principio, la vida
busca refugio entre los muertos.

Que la vida, solo es un momento
como la luz de una vela encendida,
que siempre está esquivando el tiempo
para mantenerse encendida;
porque la luz consume su pabilo
con la cera de su vida.

Y a pesar de tanto esquivar el tiempo
se consume su cera prendida,
y le llega el triste momento que acaba
con la luz de su vida;
y como en la vida real, apagó la luz
que le dio la vida, una ráfaga de viento.

No vale la pena esquivar el tiempo
porque todo tiene su medida de viento
que vendrá a llevarse la vida.

Y es inútil luchar con la medida de tiempo
que es el límite de luz concedida
por el creador, para durar encendida.

Jecego.

Dios si existe, pero aquel que solo tiene ojos en el cuerpo, no puede verlo.
Porque Dios está dentro de ti si tú lo dejas, si lo niegas, te esperará fuera para que cuando mueras, ayudarte a vivir en su reino.

6 comentarios:

Estrella Altair dijo...

Querido Isidro este poema me impacta tanto o mas que los otros amorosos que haces....

es verdad que no vale la pena esquivar el tiempo y que todo tiene su medida de viento..

pero ahora estamos aquí, cada uno con lo nuestro amigos, nos mantenemos...

y eso es lo importante, igual que tu espero que ese Dios, que yo llamo Divina Providencia nos ayude de verdad a todos a vivir en ese reino diferente..

Un beso sin que todo se acabe, al menos por ahora...

Jacque dijo...

Intrigante, mas não penses tanto em morte .......


BESOS
BEIJOS

Marinel dijo...

Yo siento que Dios es preisamente eso:
Un interior repleto de bondades a veces ignoradas,cuyo fin igoramos,pero queremos pensar,nos llevarán a lugares de ensueño donde prevalecerán.
Sólo hay que querer mirar con los otros ojos...
Besos.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Altair, no cabe dudas de que todos tenemos nuestra medida de tiempo; lo se muy bien, pero yo escribo para aquellos que no se han dado cuenta.
Querida amiga, un abrazo por tu comentario. Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Jacque, yo no pienso en la muerte, solo la asumo. Ese es camino que todos tenemos que recorrer, todo es cuestión de tiempo.
Un abrazo amiga. Hasta luego. Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Marinel, yo quiero pensar que cada persona en vida, labrará el huerto que quiere cuidar después de la muerte; así que, allá encontrará lo que hizo aquí, pero, con una luz diferente.
Amiga, un abrazo, ya veremos.......
Jecego.