Cuando calla el amor.

 Cuando calla el amor,
el silencio no dice nada.
25/07/2011,














Cuando el amor escribe con palabras no dichas
el corazón pone su sangre en ardua labor,
buscando la expresión exacta que diga
las palabras que su boca calló.

La sangre no encuentra el camino
que le dicta el corazón, en ese momento,
y sin salirse de su cause le dice en silencio
yo soy tus suspiros amor, amor, amor....;

en un centelleo de estrellas que iluminan el momento
en el que se desborda la pasión;
y se queda en silencio el paraíso
en ese espacio que crearon los dos.

No se separan los cuerpos, ni se cambia el pensamiento
solo se percibe el reposo, que emanan los cuerpos,
que solitarios, y exhaustos en silencio dejaron
que hablaran sin palabras sus cuerpos;
creando una atmósfera feliz en el lugar
que encadenados crearon en silencio.

Dejaron de ser uno y se hicieron dos
cuando se separaron sus alas cansadas,
se miraban a los ojos y se dijeron
sin pronunciar palabras;

estamos hechos de la misma sustancia
pero en silencio hemos hecho un mundo,
que no se puede crear solo con palabras, 
que solo sirven para nombrar las cosas.

Y se calló el amor;  el silencio no dijo nada,
pero quedó escrito en roca tallada,    
que aquel lugar es el paraíso sin nombre
donde  el amor se escribió sin palabras.

Jecego.

4 comentarios:

Jacque dijo...

Muito lindo seu Poema......

"Y se calló el amor; el silencio no dijo nada,
pero quedó escrito en roca tallada,
que aquel lugar es el paraíso sin nombre
donde el amor se escribió sin palabras."


BEIJOS
BESOS

Pluma Roja dijo...

El silencio nunca dice nada. No me gusta, aunque tu dices que el amor se escribió sin palabras.

Puede ser.

Un fuerte abrazo amigo Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Pluma Roja. Pienso que en el amor, se queda mucho mejor, cuando callamos, que cuando hablamos.
Amiga, gracias por tu comentario.
Un abrazo. Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Jacque; nada como el amor para hablar sin palabras, cuando basta una mirada. Gracias por tu comentario.
Un abrazo amiga.
Jecego