Gracias doy al sol.

Gracias doy al Sol.


Amanecer tomado desde La Dehesa. Valle de Güimar.

















Gracias doy al Sol cada día
cuando amanece y nos mira,
porque una mirada suya es
el continente de nuestras vidas;


nos regala su calida mirada
acompañando su sonrisa,
con toda la energía que guarda
en el Helio de sus cenizas.


Gracias doy al sol cuando amanece
cuando abre sus ojos y nos mira,
abrazando todo mi cuerpo que mueve
la sangre de mis vísceras;


que llena todos mis rincones
y nos regala la vida misma,
creando en ella un misterio
entre el llanto y la sonrisa.


Gracias doy al Sol cada día
cuando va terminando su faena,
ya cansado se oculta en las montañas
y poco a poco se aleja;


dejándonos una sonrisa de luz
sobre nuestro cuerpo en su partida,
y como espejo y guardián, a la luna
durante la noche fría;


hasta mañana que volverá a vernos
con una nueva y amplia sonrisa;
cargada de energía y amor
que alargará nuestras vidas.


Jecego.

5 comentarios:

vuelo de hada... dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
vuelo de hada... dijo...

Lo que extrañaba eran tus cálidas palabras....
Abrazos con todo el cariño

Jacque dijo...

Lindo Poema...

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Vuelo de Hada, gracias por tu visita y comentario.

Son tus ojos niña, son tus ojos
los que le dan calidez a mis pabras
y tú traduces con tu mirada
que llega más allá del alma.

Amiga, un abrazo.
Jecego

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Jacque, gracias por tu comentrio. He visitado tu blog de el "poeta", es precioso, alli Neruda, se apoderó de todo; arrazo, no dejó nda para los dmás.
Un abrazo. Jecego.