Anoche hubo un gran eclipse de luna.




La luna salio hermosa como  siempre 
en el horizonte azul de nuestra nebulosa,
y se encontró con un hada primorosa
que quiso borrar la belleza de su frente;


movió sus alas de plata y sembró la noche
aquella hada de frágil y tierna mirada,                         
que espolvoreó su polvo y dejó ciega
a aquella luna que fue siempre hermosa.


Y se eclipsó la mujer más hermosa de la tierra
con polvo negro de volcanes en erupción,
y se escondió la luna detrás de la tierra 
para que sus enamorados no la vieran fea


La luna siempre ha mostrado su vestido de seda,
siempre fue un espejo para los enamorados,
y hubiera sido un imperdonable pecado
presentarse a sus amigos cubierta de cenizas.

También la luna es un poco presumida
se guarda para sus amigos, plateada y tersa,
y evita los contratiempos que le desmerezcan
porque quiere ser del amor, hada y vida.


¿Eras tu esa hada?. Contesta.


Jecego.

4 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Precioso poema amigo Jecego.

Felicitaciones.


Un fuerte abrazo.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Pluma Roja, tus comentarios siempre son inmejorables, tienes el don de la sabiduría y regalas lo mejor del sabio, amor en todas tus palabras.
Un abrazo amiga, voy a verte.
Jecego.

Jacque dijo...

Teu Poema é um sonho... de tão lindo !
A lua é muito linda e prateada, como dizes... E HADAS, só poetas como tu sabem identificar, encontrar, conquistar...
GRACIAS por compartir...

BESOS
BEIJOS

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Jacqueline, gracias por tu buen comentario. Un placer´leer tan buenas palabras.
Un abrazo. Jecego.