La palabra y la roca.







Petra, la roca que habla.




















Hay tantas palabras en la tierra
como arena tiene el mar,
la arena mantiene su forma física
las palabras se disfrazan al azar;
a cada instante se modifican
y en cada momento es otro cantar;
no son fieles las palabras...
ni ejemplarizan la verdad.

El tiempo es la única palabra
que siempre ha dicho la verdad,             
a través de la piedra labrada                         
en sustitución de la palabra oral;
porque ésta es muy vulnerable
y la roca eterniza en el tiempo la verdad.

Las palabras son aire que se lleva el viento.
La roca es la pizarra donde se para y eterniza.  

Las palabras se deshacen en cambiantes ecos
y dejan de ser fieles a sus principios;
Mientras las rocas poco vulnerables al tiempo
hablan de una verdad más duradera en los siglos.

Mañana cuando pase esta luz efímera
y llegue la luz irradiada por otro sol,
nada quedará de la belleza de las palabras
que con tanta ligereza usamos hoy;
solo habrán señales en las rocas que hablan
de lo frágil e inútiles que son las palabras,
y será una historia verdadera y sólida
que descubrirán los hombres de mañana.

Sin palabras vacías,
sin traducciones vanas,
sin imaginaciones perdidas
y sin interpretaciones vagas.

Las rocas guardarán la historia verdadera
a través del tiempo que pasa.
La roca será la enciclopedia  de mañana. De lo demás, no quedará nada.

5 comentarios:

Jacque dijo...

Lindo teu Poema........
Comentei o Poema abaixo tb.....

Beijo

Jacque dijo...

Mandei Email.......

Beijo

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Jacque, ya he visto tu vídeo, es precioso, me ha gustado mucho, las imágenes no necesita traducción. Alguien dijo alguna vez que: el que dice que ya todo está hecho, es que ha llegado al limite de su inteligencia. Tu lo has demostrado... haciendo que un poema se convierta en una agradable y bella película.
Gracias por compartir...
Jecego.

Katy dijo...

Doy fe de las rocas guardan la historia mejor que las palabras. En concreto he estado en Petra. Adoro las piedras, ellas cuentan más que nosotros sobre la verdad que nosotros los hombres tergiversamos y utilizmos las palabras a veces para beneficiarnos y otras para herir.
Bueno quitando a los poetas:)
Un fuerte abrazo, me ha gustado mucho.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Katy, gracias por tu comentario, nadie como tu puedes dar fe de las propiedades de la piedra, pues las has visto de cerca, y el que no habla nunca se equivoca.
Gracias por estár siempre a mis orillas.
Un abrazo y hasta luego.
jecego.