Dedicada a un dia.


Dedicada a un día.


















Acaba de terminar la noche,
¿he dejado la luz encendida,
o es el sol que se ha asomado
para dar luz a un nuevo día?.

¿Cómo puedes ser tan esplendoroso
y mostrar tu alegría a la tierra,
si sabes que pronto llega la noche
y terminará tu vida en ella?.

Tierra, no confíes en el Sol,
ese amor de tu vida ,
porque es un jugador
que te engaña cada día;

se va de tu lado y te deja sin luz
y aparece  cada amanecer,
ofreciéndote amor por vida
y cuando pasan unas horas, se va,
al otro lado de tu ser 
donde tiene otros amores que cuida.

Hay en el cielo muchas estrellas
y a todas visita, 
a ti solo te toca,
unas horitas al día.

Ayer no quiso darte su luz
se vistió con sus ropas de nubes;
hoy amaneció radiante
con su traje de plumas azules;

y porque estamos en invierno 
pronto se cubrirá con sus tules,
porque es caprichoso al dar
y a quien le da, le surte;

a ti que le has quitado mucha luz
y que le regañas cada noche,
te vengará mandándote nubes y viento
quitándote sus colores;

esas horas que te tenía
reservadas para sus amores.

Se reducirán las horas de luz del día
de infinitos y bellos colores,
y te cubrirá de sombras con sus nubes 
para que disfrutes de la primavera y sus flores.

Jecego.

12 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Un poema hasta filosófico lo siento, cuanta verdad en tus palabras. La ilustración bella.

Dejo un fuerte abrazo mi estimado Jeecego.

medianoche dijo...

El se va radiante a saludar a otras entidades porque es único, valiente y ardiente, la noche, que también sabe de su soledad visita otros mundos, y sin que nadie se entere tienen sus amoríos en pocos segundo …día a día, preciosos versos.

Besos

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Pluma Roja, gracias por coronar mis palabras con la estrella de tu sabiduría.
Un abrazo, vuelvo a tu blog para saborear su belleza.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga medianoche; a ti también te visita el sol, me lo dice el brillo de tus ojos, aún cuando los oculta bajo ese sombrero.
Un abrazo amiga, que su luz sea también la mía.
Jecego.

Pat.mm dijo...

Muy bonito...una nueva forma de entender la enigmática relación entre el sol y la tierra.
saludos,
pat.mm

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amigo Pat.mm. Gracias por tu presencia y comentario. Algo hay que hacer por mantener encendida la llama de la ilusión, aunque sea inventado esas historias extrañas. Amigo, gracias.
Jecego.

Manuel Sánchez Acero dijo...

Un sentimiento complejo sin duda y que no se siente ni se vive igual a los 20 que a los 40 ni a que a los 60 años supongo... En cualquier caso, ya en la memoria se respira de un modo diferente a cuando se vivió.

Un fuerte abrazo, Isidro!
Manu UC.

Estrella Altair dijo...

Pues yo al día le diría que tiene suerte...

tiene un amor.. pero no una esclavitud..

me gusta amar y a la vez poder ser libre..

dentro de unos límites, pero el día sabe que se va el sol pero

siempre

siempre

siempre

vuelve.

eso es una gran garantía de amor..

Besos Isidro

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Estrella Altair; ¿sabes que le pediría yo al día? que se acabe pronto y llegue la noche para ver a Venus, nada más.
Gracias por tu visita y por haber traído esa luz brillante que llena el cielo a escondidas del sol.
Un abrazo amiga, que Dios te bendiga.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amigo Manuel Sanchez; los sentimientos no se disipan, perviven en nuestras células hasta que mueran. Yo, si Dios quiere, pronto cumpliré los 80 años y recuerdo con mucha pasión mis años mozos; de distinta manera, pero de ilusión también se vive. Un abrazo amigo y bienvenido a este tu blog.
Jecego,
PD. Tengo otro blog de Apuntes para la Salud, por si te interesa.

stella dijo...

Isidro, me ha encantado visitarte, he leido tu primera entrada y no te he dejado comentario pero la he disfrutado, ¡dejas muchisimos recuerdos de juventud en ella!
Pero...bueno te dejo mi huella en el oema que me ha gustado muchisimo
Un abrazo
Stella

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Stella, gracias por tu visita y hermoso comentario. Todo en la vida es hermoso, pero nada llega más allá que una palabra dulce o un comentario entrañable.
Abrazos amiga y gracias por compartir.
Jecego.