Olvido.

Olvido.





Lapsus de la memoria que declina

de su función reveladora de hechos,


que se guardaban en un lugar preferente

y se quedaron dormidos en sus flecos;




dejando de ser recuerdo inmediato


por dejarse dormir en la frente,


dejar de ser memoria un momento


parar ser olvido, o recuerdo ausente.


Es la memoria el universo del hombre

y cuando falla, comienza su decadencia,

y con ello, su singular presencia


del olvido en lo que fuera memoria;




que queriendo ser lo que fuera


no encuentra referente,


donde fijar lo que fue su historia

para convertirse en ausente;

síntoma primero del declive

del hombre con su memoria.


Jecego.

8 comentarios:

Katy dijo...

Hloa Isidro, un poco triste este poema por desgracia real. Olvidarte de quien eres y de tu propia historia. Me gusta más cuando hablas del cielo de tu isla:)
Un abrazo cariñoso

Estrella Altair dijo...

Por eso mientras tengamos memoria...
sentirnos felices del privilegio que es, recordar todo aquello que fuimos, que deseamos y que intentamos... ser

y no olvidar quien somos.

y si se olvida...

espero que alguien no olvide... de alguna manera cuidarme..

Un beso muy fuerte, no te olvido

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Katy, cuando escribe algo, es que algo le señala el camino.
El cielo de mi isla hoy esta un poco nublado, apenas aparece su azul; peo las montañas están blancas, cubiertas de nieve.
Ayer me acerque a ver las parras y había frío, (7 grados, aquí en el pueblo 21, hoy, 18; por la noche baja bastante pero no me levanto a mirar.
Amiga, un abrazo que quite el frío.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Estrella, ayer, cuando subía a la Dehesa, aún oscuro, a las 7 de la mañana, el cielo estaba lleno de estrellas, pero una iba delante de mí, indicandome el camino: era Venus, la última en desaparecer con la luz del sol; una enorme suerte tener una estrella que como en Belen te guía hasta el final del camino.
Amiga, gracias por tu visita y comentario. Un abrazo. Jecego

Pluma Roja dijo...

Una triste revelación sobre la decadencia del hombre; cuando entra en poder del olvido.

Un saludo cordial, un poema profundo.

Besos.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Pluma Roja, así es la vida, cuando llega la luz, se desubre la noche del olvido.
Un abrazo, salud y suerte.
Jecego.

Pat.mm dijo...

!Pues a mí me ha encantado esta poesía, Jecego! ¿Qué es el cielo? ¿El paraiso o el Universo?

Ambas cosas, amigo, ambas cosas porque formamos parte de él, tanto vivos como muertos.

Y si me lo permites - como me ha gustado tanto - voy a poner un enlace a tu blog en un nuevo post que ahora mismo voy a crear.
Un abrazo,!!
Saludos desde Bilbao,

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Pat, gracias por tu visita y comentario, al que considero alimento de los blog.
Amiga, un abrazo desde Tenerife.
Jecego.