Yo ncí el día que te vi.

Yo nací el día que te vi.



Nos cruzamos en el camino
te vi, y nos miramos un momento,
tu seguiste y yo seguí caminando
sin siquiera pensar en mi destino;


que se inició cuando nos vimos
y lo llevo grabado muy dentro,
convertido en sentimiento
abrazado a tu luminoso sino.


Te vi y cambió mi vida en un instante
cuando tus ojos se posaron en mí,
y me dejaron una luz extraña
que nunca había visto antes;


entonces se aclaró mi mundo
porque algo había brotado en mi pecho,
que me hace depender de tu sol
en la oscura noche de mi cielo.


Desde entonces soy esclavo de tus ojos
porque necesito la luz de ellos,
para andar por mi mundo oscuro
cuando me falta la luz del cielo.


Jecego.

11 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Interesante encontrar a alguien para nacer de nuevo.

Saludos cordiales, bello poema como siempre Poeta.

Katy dijo...

Si has encontrado esa mirada, dichoso tú, no siempre se encuentra lo que uno desea o anda buscando
Un abrazo

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Pluma Roja. El que busca siempre encuentra. Gracias por tu comentario; estos día pasados estuve un poco ocupado con un cuñado que enfermó: pero ahora he metido en el blog unos cinco temas para desquitarme.
Un abrazo, gracias y hasta luego.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Katy, la vida es así; a veces se encuentra lo que se busca, pero no siempre se acierta con lo encontrado.
Vengo de TUS blogs, no me podido dejarte comentarios porque no encontré el lugar para hacerlo. No se si mi ordenador es muy viejo o está cansado, pero se para y no me deja seguir. Desde aquí te diré
que tu blog es una maravilla; Primero la enorme cantidad de niños, luego las flores, aunque no te encontré entre ellas, podría ser que te encuentres en una página aparte. Con razón te llamas ciudadana del mundo.
Amiga, un abrazo tan grande como el espacio que ocupas en nuestra tierra, en nuestro mundo.
Jecego.

A.L. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Flor dijo...

Isidro, te enamoraste y ella es tu luz.

Mil besos para ti.
Flor

Katy dijo...

Hola Isidro, muchas gracias por tu visita.Y tu comentario en tu blog. Aunque no me dejes comentario alguno, siempre eres bien recibido en mi casa. A veces google juega muy malas pasadas y no se puede comentar.
Un abrazo amigo y feliz jueves

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Flor; a mi edad ya no se percibe el amor como lucha cuerpo a cuerpo; solo hay cariño, amistad, y hasta necesidad de uno del otro; con los años, una vida se hace dependiente de otra por multiples razones.
Así que escribo apoyandome en reminiscencias de momentos pasados.
Quiere decir que mi memoria no es del todo mala.
Un abrazo amiga, gracias por tu comentaio.
Jecego.

Estrella Altair dijo...

Jecego...

Hay miradas...que ...

en fin...

marcan y hacen suspirar..

es inevitable.

Un beso amigo

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Estrella Altair.
Gracias por tu visita y comentario.
La verdad es esa, hay cosas que marcan para siempre, que dejan huella, que se agradecen siempre. como tu visita.
Un abrazo amiga.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Flor, hay dones que duran toda la vida de cada uno, porque cuando uno falla, el don se rompe.
Gracias por estar siempre en mi jardin.
Un abrazo.
Jecego.