Que es música, me pregunto.

¿Que es música, me pregunto?
  
Hay momentos en que todo es música,
música es la voz del enamorado,
música el cansino silencio,
música es el viento en la ventana
y los trinos son:  música al viento;

la música es el reflejo del alma alegre
de aquellos que se amaron siempre,
música sus dedos, sus palabras,
sus silencios, y sus miradas complices
que vagan por  el vacío y vuelven; 

donde la música se hace monumento
convirtiendose en materia tangible, 
entonces, se tocan y cierran sus ojos, 
dejándo que hablen sus cuerpos desnudos 
aquellos que abrazados se quieren. .   .

También el viento es música que vuela
en su lenguaje errante y repetido,
que graba en los obstáculos sus notas,
como sueños que se han perdido                
y encuentran su lugar y descansa;                        

cuando se calla,  todo es silencio
pero también el silencio es música,
en un lenguaje oculto y tardío,
porque cuando calla se oye
la música de los sentidos.

Jecego.


3 comentarios:

Estrella Altair dijo...

La música...es... algo que echaré de menos... si no la hay en el mas allá....

la música.... llena el alma y el corazón de paz, de luz, de vitalidad, de sensibilidad, me apasiona...

los silencios también..
este fin de semana que no fui a mi tierra, eche de menos ese silencio y paz de campo, de mi campo..


cada cosa en su tiempo,verdad??

Un beso querido amigo..

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Estrella, habla con el viento, él te dirá que tú eres música. No necesita que haya donde tu vayas, porque está implicita en tí. El mundo está lleno de preciosos sonidos, solo hay que escucharlos. Los silencios y las ausencias, también son música que se escucha a través de los sentidos. ¿Acaso el amor se ve?, solo se siente....
Amiga, gracias por tus comentarios, es un placer leerlos.
Jecego.

María del Carmen Díaz Díaz dijo...

Es bello y transmite..la música en todos y cada una de sus lineas. con ella compartimos hermosos momentos y nos llena de paz. hay una música para cada uno de los hermosos momentos que vivimos. Un abrazo