Marte.

Marte,



(ya has encontrado una diferencia)
(¡cuanto nos enseñan las diferencias!)


Amiga Katy, me dices que te gusta más Marte que Venus, ahí diferimos mucho; Venus se nos presenta como una bellísima luz, la m´s luminosa del cielo, mucho más hermosa que lo que vemos, (que ya es especular) porque el sol la quiere solo para sí, no quiere compartirla, y la oculta con su luz poderosa, como si se tratara de un traje de novia. Venus es hermosa, (mis sueños me lo dicen) se hace llamar por los madrugadores, lucero del alba, o estrella matutina); durante el día está secuestrada por el sol, que con sus rayos de luz hiere nuestros ojos para que no podamos verla; en el ocaso del astro rey, ella se asoma de nuevo, haciéndose llamar estrella vespertina, y se va de paseo más allá del horizonte para regresar rompiendo el alba del nuevo día entre nubes de múltiples colores, quizás sea la ropa con que se disfraza en sus andares nocturnos  a escondidas del Sol.
Además Venus, es un poco caprichosa, no le gusta ir en la dirección de los demás planetas, sino al contrario, quizás con la intención de mirarlos de frente. Es bastante imprudente en sus andares, pero preciosa en sus amaneceres y en sus despedidas.....


Por el contrario, Marte, es un incógnito, un poco, como el viejo del saco;  que vienen los marcianos,. bastante oscuro, marrón o rojo, se muestra poco atractivo, no incita a soñar, salvo a los americanos, rusos, y últimamente, los españoles de la universidad de Granada  que con sus sondas escudriñan su superficie salpicada de cimas y barrancos, con temperaturas extremas y vientos desagradables..  Para los romanos era, el dios de la guerra, su color rojo era sinónimo de la sangre derramada. en las batallas. Amiga, soy soñador, me gusta lo que entra por mis ojos, aunque luego lo digiera en el corazón, y precisamente Marte no es mi principal bocado;  (para bocados, las recetas de María).  Marte tiene dos lunas, quizás en ellas esté su atractivo, pero como sus nombres indican, no creo en ellos.  Phobos, el miedo, y Deimos, el terror... ya en si encierran misterio..
Yo necesito que mis ojos me orienten sobre lo que es bueno o malo, lo que digiero o no.
Mis amigos, tú y el resto, que me leen, son mis luceros....y la luz que sigo......
Como vez amiga, lo hermoso prevalece en mis gustos.....
Un abrazo, y gracias por tu comentario, que por él, he escrito algo que no es poesía.

Jecego.

6 comentarios:

medianoche dijo...

Qué bonita tu tarea de hoy, es mágica la comparación de ambas, las dos son hermosas para mí.

Besos

Katy dijo...

Hola mi querido poeta. Ya se que contigo llevo todas las de perder:(
Mi pluma no llega ni a ser lapiz des puntado al lado tuyo. Pero sigo diciendo que Marte tiene algo especial para mi. Venus es como un jarrón hermoso, una bella mujer, una flor de indudable belleza que inspira hermosos versos. Indiscutible...
Pero no solo lo bello tiene validez. Marte es acción, actividad, y desconocido aún.
Ya sabes amigo entre la diosa Venus y el dios Marte lo dejaremos en empate. No me gusta utilizar la "O" sino "Y" me lo quedo todo. Venus y Marte. Ambas tienen que estar dónde están.
Te agradezco infinitamente la prosa dedicada (Eres igual de bueno)y no me creo acreedora de ella. Te ha quedado genial
Un gran abrazo y feliz finde

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga medianoche; gracias por tu comentario,estoy de acuerdo, los dos son hermosos, cada uno aporta sus propiedades.
Um abrazo amiga.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Katy, me he dado cuenta que entre los dos hemos formado un duo de bellezas, diferentes, pero hermosa en su conjunto. Casi un matrimonio, Martes-Venus, Venus-Marte. Cada uno es como es, y para gustos se hicieron colores. Desde mi pueblo a Venus la veo todos los días, a Marte, no.
Amiga, es un placer leerte, y mucho más defendiendo tus gustos, que tambien son los míos. Tu comentario ha sido el que más hondo me ha llegado.
Un abrazo, y a buscar otra pareja.
Jecego.

Estrella Altair dijo...

Este es que me ha echo reir.. y mucho.. osea que se llama estrella vespertina, y pasea... sus andares son imprudentes...

me la imagino.. contoneándose...ja, ja, ja...

cuando la vea la próxima vez no podré evitar recordar esta bella historia...

es tan espectacular...y tan directa...

me gusta de ella que es directa, para ver otras estrellas, te las ves y te las deseas.. por ejemplo el Leon de Leo... ¿donde narices se mete???

Venus..... se deja ver... y eso es mucho para mis ojos.

Un beso

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Estrella, en mis andares diurnos, veo a Venus al amanecer, cuando se llama "matutina", luego se esconde detrás del sol hasta el atardecer, cuando se viste de "vesperina" para sus correrías noctunas, pero yo ya no sigo sus pasos porque tengo miedo a perderme.... y me encuentre con el león de leo... y me coma...
Un abrazo amiga.
Jecego.