Nada brilla más que la verdad.

Nada brilla más que la verdad.
























Fíjate como lucen las estrellas
nada luce más en el cielo
después que se oculta el sol
en verdad, sus luceros, son ellas;


no necesitan de apariencia
se bastan por sí solas,
y se mueven como las olas
viéndolas en la distancia.


Mudas en un mundo de soledad
juntas como rebaños de ovejas,
con luz propia sin dependencias
de otros soles como ellas;


guía de marinos en los mares
siguiendo su osa, desde la tierra
como brújula que señala el norte
del naufrago, su luz verdadera ..


La verdad brilla por sí sola
llévala siempre como estrella.


Jecego.


12 comentarios:

Katy dijo...

Hola Isidro me han gustado tus versos, pero me ha venido a la cabeza que hace 2.000 años alguien hizo esa pregunta "¿ que es la verdad?"
Claro que las poesías se leen y no se cuestionan (tampoco es esa mi intención) Per tus versos no son huecos, ni vanos, invitan a la reflexión, que es la que comparto. Un abrazo y buen finde

Alma Mateos Taborda dijo...

Un excelenyte poema con reflexiones que invitan a pensar, Me encantó. Felicitaciones!Un abrazo.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Katy, yo no soy tan viejo; la verdad de mi poema se acerca al pensamiento de Santo Tomas de Aquino, "la verdad lógica". Los pensamientos de Platón, Aristóteles y Kant, están muy lejos de mi entendimiento para poder hacer uso de ellos.
Amiga, un gran abrazo por pretender elevar mis conocimientos más allá de mi humilde frontera.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Alma Mateos Taborda. Gracias por tu comentario. Me he dado cuenta que lo incognito hace pensar, y eso gusta, procuraré reincidir en esos leguajes de obligado pensar.
He visitado tu blog y me parece una enciclopedia universal, si lo comparo con el mío. Pero sé que cada persona hace un mundo a su medida y manera.
Un abrazo amiga Alma.
Jecego

Eva Magallanes dijo...

Hola Isidro, un gusto. Interpreto tu poema como esa naturaleza no humana -las estrellas en este caso- que son lo que son sin custionamientos... la estrella no se pregunta ni el por que de su existencia, ni para donde ni como... sólo Es y despliega su Ser en toda su magnitud. Desde ahí entiendo la Verdad de las estrellas... pero nuestra naturaleza humana no tiene esa sabiduría dada, está en ella el cuestionamiento y el error y tiene ego... entonces desde ahí la palabra verdad se transforma en un concepto inasible, subjetivo y relativo.
te dejo mis saludos fraternos desde el confín austral!

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Eva Magdalena; es un inmenso placer tenerte entre mis amigos, los amigos de mi blog. Hoy llegó a este blog el visitante 10.000, todo un exito para mis humildes ambiciones; puedo decir que ni soñando creí en llegar tan lejos.
Amiga, mi poesía solo es eso, poesía; dejo a mi imaginación volar y en su vuelo capto la idea y la escribo.
Escribo como entretenimiento, a mis 78 años, no pretendo ser poeta.
Un abrazo amiga, que Dios te bendiga y te mantenga en la dirección de este blog. Güimar Tenerife. Islas Canarias. España.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Eva Magallanes, perdona mi error en tu segundo nombre, pero ya está; perdón. No he podido entrar en tu blog "La Cala", se me bloquea y no arranca; ayer lo intenté, hoy tambien, pero se bloquea. Podría ser que en estos días hay poca intensidad de corriente en este pueblo, dicen que por obras.
Espero me perdones por el error.
Un abrazo.
Jecego.

Dejame un Poema dijo...

Isidro Hermoso poema que te hace pensar, fue un placer enorme leerte, me encanto, maravillosas letras.
besitos para ti

Estrella Altair dijo...

La verdad es una de las mejores estrellas, que uno puede tener en el corazón y en el infinito...

... pero hay que saber tratarla...

no todas las verdades se pueden decir, hay que saber decirlas y también saber callarlas, según a quien se tenga enfrente, siempre con empatía..y con corazón noble.

Un abrazo Isidro

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Estrella, gracias por hacer patente tu verdad, nada es más vulnerable que la verdad, pero el corazón se alegra y liobera cuando la dices.
Amiga, un abrazo.
Jecego.

chaman dijo...

Tienes toda la razón, la ver brilla por sí sola, y es tan difícil para algunas personas decir la verdad....

Carmela dijo...

Escuchar en silencio el lenguaje del viento entre las ramas de los pinos evidencia una significativa sensibilidad.
El amor a la tierra es inexorable.
Y tal vez , como dicen tus versos...es la tierra la que nos regala ese amor eterno.
"El amor eterno que nos da la tierra con el sentido de eternidad de la vida en el tiempo."
Me emocionó esta parte porque rescata la reciprosidad incondicional.
Y me dejó pensando...
La tierra tiene su propia voz y sus demandas ...
La imagen junto con el poema :una conjunción perfecta.
Bellísimo y profundo!