Esperanza y remedio. 










Foto del lugar.

Jecego.





Desde la dehesa extiendo mi vista sobre el horizonte
sobre nuestro erizado mar azul argente,
que pregona amor eterno, con el viento caliente,
en su espejo de agua que refleja el cielo.


Y en el éxtasis de mi mirada escucho en silencio
el lenguaje del viento en las ramas de los pinos,
cantando melodías que no entiendo ni atino
pero, los pájaros escuchan muy atentos.


Aquellas voces sin palabras amplían su eco
en los barrancos de la zona que lo llevan
esparcidos por todo el mundo nuestro y ajeno
en un viaje de esperanza, muy largo  casi eterno.

Bajo el cielo azul, que lleva puesto su velo
de nubes de terciopelo que cubren su cara,
estoy yo, y cerca de mi:
mis peras, manzanas,castaños, uvas y ciruelos;
que son el arco iris de mi  esperanza
y llevo encerrada en mi pecho.


Solo una voz, la voz del silencio  pueda decir tanto
en tan poco espacio de tiempo, y a la vez impregnar,
si, impregnar al mundo de ese amor eterno
que nos regala la tierra solo por trabajar en su seno.


No creo en esa palabra amor que solo dura un momento
y escapa de los labios como un suspiro.
Solo creo en el amor eterno que nos da la tierra
con el sentido de eternidad de la vida en el tiempo;
cerca de este mismo mar,
y bajo este mismo cielo,
porque quiero sentirme siempre
un enamorado isleño.

Con una mujer que ame como la tierra
y sus besos sean de la esperanza, el remedio.


Jecego.

18 comentarios:

Katy dijo...

"Solo una voz, la voz del silencio pueda decir tanto en tan poco espacio de tiempo"
Un abrazo

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Katy, solo el silencio es elocuente, dije, pero creo en la elocuencia de una mirada; y ahora creo también, en la voz de la constancia. Amiga Katy, gracias por todo.
Un abrazo.
Jecego.

Jabo dijo...

Sabes Isidro... disfruto leyendote.
Abrazo. Jabo

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amigo Jabo, gracias por tu comentario; mi intención es servir a mis amigos, si lo he conseguido alguna vez, me alegro.
Gracias por tu visita.
Un abrazo.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amigo Jabo, vengo de tu blog. he leido tu "mitad de camino" estoy de acuerdo en todo y casi puedo asegurarte que lo practico.
He intentado ponerte un comentario durante mucho rato, pero mi ordenador se bloque, se para, no reacciona, y cuando lo hace es invitandome a salir. Asi que no se si te llegará,`pero desde aquí te diré que me ha gustado mucho y que volveré.
Un abrazo desde Tenerife.
Jecego.

Sneyder dijo...

Que hermosos recuerdos entre besos perdidos. Pero algo quedó grabado en lo más profundo…el embrujo de sus ojos aquella nube… y el fuego de su rio.

Saludos Jacego

Dejame un Poema dijo...

Isidro es un delite leerte, expresas amor, recuerdos olvidos que sigue en tu memoria ese embrujo de sus labios en los tuyos.
me encanto, hermoso poema.
besitos para ti

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Sneyder, gracias por tu coentario. Donde hubo siempre queda. Si pienso, existo, de ahí la importrancia de la memoria. La memoria es el presente del pasado, y de algo hay que vivir.
Un abrazo. Vengo de tu blog, pero no puedo entrar, algo anda mal en mi viejo ordenador.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Dejame un poema. Gracias por tu visita y comentario. El amor siempre deja un residuo que no lo borra el tiempo; cada amor deja una estela que no se iguala a otro, un algo especial que muere con la memoria.
Amiga, un abrazo por memorizarma.
Jecego.

Alicia María Abatilli dijo...

Una nube compartida por un gran amor deja de ser nube para ser golondrina.
Un abrazo.

Alicia

Estrella Altair dijo...

Te entiendo perfectamente...esos amores.. que duran... lo que duran... esos amores concentrados en uno solo... en una sola..

No... están bien.. que duda cabe que ayudan nuestra vida..

pero el principal Amor, el Amor con mayúsculas es el amor a la vida...

el que hace que todos los demás amores sean de verdad merecedores...

de paz, de infinito, de silencio, de fidelidad, de entrega..

Amor a la tierra.

que es parecido a amor a la vida, todo el rato, todo el tiempo.

Un beso

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Alicia, gracias por tu presencia y comentario. Bienvenida a mi blog. Es un placer tenerte como amiga. El nombre de Alicia viene del pais de las maravillas; eso es suerte para mí.
Un abrazo que nos haga amigos inseparables.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Estrella, gracias por tu comentario. Nada como el amor a la tierra; ella es madre de todos, y todos estamos en ella, y de alguna forma nos queremos como hermano; nos necesitamos partes de un puzler. ¿Tu crees que mi blog sería el mismo si le fataran tus comentarios?, yo creo que no.
Un abrazo amiga, gracias por tus palabras.
Jecego.

Estrella Altair dijo...

Gracias....eres muy amable y me gusta.
Un beso

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Estrella; la verdad luce por sí sola, no necesita premio.
¿Verdad que el cielo no sería el mismo si le fatara una estrella?
nosotros no lo notariamos, pero el cielo sí.
Amiga, un abrazo y hasta luego.
Jecego.

Carmela dijo...

Bello poema.
"Sólo quedó el recuerdo en la orilla
retenido en la memoria tu embrujo..."
El amor, aunque solo abarque momentos, siempre vale la pena!!

Totalmente cierto lo expresado por Flaubert : los recuerdos hacen más profunda la soledad y le dan a la vida un sentido fecundo .
La imagen es elocuente especial. Muy buena!

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Carmela; gracias por tu visita y comentario.
No hay amor que no deje huella; siempre deja su perfume personal, unas veces bueno, otras, agridulce; pero aunque invisible, es imborrable.
Amiga, gracias por leerme, un abrazo y hasta luego.
Jecego.

Alma Mateos Taborda dijo...

¡Bellísimo poema!¡Qué lujo leerte! Un poema intenso, dulce y apasionado. ¡Felicitaciones! Un abrazo.