Que te importa.

¿Que te importa mi camino, si tú vas por otro?







Foto tomada de Google.














Como el agua que lleva el río y evita la roca
como el silencio, que esquiva las palabras,
como la luz que choca con el árbol
para prolongar en la tierra, su sombra;

así eres tú, luz y sombra a la vez
que doblega a la naturaleza  de tu mente,
como el salmón que contra corriente
busca la charca donde desova, y muere;

para que luego sus hijos retornen al mar
por el río que les regala su memoria,
y puedan repetir su triste historia
sin otra luz, que el eco de su sombra. .

Amiga; no siembres tu camino de zozobra
porque se harán sombras en tu andar,
que borrarán las huellas de tu ida
por el río que fue tu mágica alfombra.

Jecego.

10 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Hola Jecego, ¡Todo bello! Me qued con ésto:

"Amiga; no siembres tu camino de zozobra
porque se harán sombras en tu andar,
que borrarán las huellas de tu ida
por el río que fue tu mágica alfombra".

Tus letras son inspiradoras.

Saludos cordiales,

Aída

A.L. dijo...

Hola amigo, sabes que leo tus poesias, pero no tengo alma de poeta para comentarlas.
Precios versos los que dia a dia dejas.
"Como el agua que lleva el río y evita la roca
como el silencio, que esquiva las palabras",
Bllísimo.
Un abrazo y que sigan inspirándote las musas

MTeresa dijo...

Un bello poema
repleto de mensaje,
y con consejo.
No se puede pedir mas,
un abrazo, amigo

Marisa dijo...

Un bello gesto el
que has tenido
hacia tu maestra,
seguro que desde
su cielo te sonreirá
y te dirá,gracias.

Un abrazo

Estrella Altair dijo...

Esta como que...

... me gusta....

... menos...

Como se dice eso en morse...ja, ja, ja.

Besazos... poeta Jecego

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga María Teresa; que hermoso es sentirse halagado, y tus palabras me han hablado de tu gratitud.
Gracias por tu visita y comentario
Un abrazo.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Marisa, mi maestra, María de la Paz, fué para sus alumnos, madre y maestra; aquella escuela, fué nuestra universidad; habiamos 60 niños, 30 varones y 30 hembras.
Creo que se merece mucho más que recordarla, pero es todo lo que puedo hacer por ella.
Un abrazo amiga, gracias por tu visita y comentario.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Estrella; mi maestra se merece mucho más que mi recuerdo, pero es todo cuanto puedo darle; me hubiese gustado que fuera mi mejor poesía, pero parece ser que no lo he conseguido. Sin embargo ella sabe que quise darle lo mejor, aunque no encontrara las palabras apropiadas

Un abrazo,
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Pluma Roja; que gozada tenerte de nuevo entre mis amigos, me tenías muy abandonado. Amiga tú has sembrado mi camino de páginas hermosas que leo cada día.
Gracias por tu comentario, es un placer leerte, te lo he diho en tu blog.
Un abrazo.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amigo A.L., gracias por tu comentario, las visitas ya me has dicho que las haces; de cuando en cuando comentame tu visita y dime que tal me porto, solo así podré saber que camino coger.
Un abrazo amigo.
Jecego.