Dedicado a María de la Paz Ruíz Rodriguez.
Mi maestra de primaria.




Puesta de la luna desde mi casa, tras los montes de Güimar y Arafo.











Donde te fuiste María
que te busco y no te encuentro,
le pregunto a las estrellas del cielo
si te han visto pasar, y me dicen:

el cielo está lleno de Marías
seguro no la vas a encontrar,
porque todas somos Marías
y de la Paz, por descontar;

todas somos maestras de la vida
aquí somos como dos gotas de agua,
juntas, ya sin vida esperamos amigos
que nos vengan a contar algo de allá;

quizás yo sea la María que buscas
porque somos todas iguales,
todas recordamos lo de todas
y todas podemos contestarte,

así  que, yo puedo ser
tu María de la Paz,
vuelve tranquilo a tu sueño
y despierta de tu sueño en paz.

Jecego.

4 comentarios:

Estrella Altair dijo...

Yo tambien tengo a mi Maria de la Paz, se llamaba Lolita... y

... y era muy bella..

...yo la admiraba...

.. su pelo corto... su estilo, su clase....

..y su capacidad para enseñarme a aquellas dificiles multiplicaciones..

Un abrazo...

chaman dijo...

Como romántica sin remedio que soy, la rosa es una preciosidad, pero el poema tiene una sensibilidad y un romanticismo inigualables. Gracias por tus poemas querido amigo.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Estrella, mi maestra era de Alicante?, no era muy alta, tenía el pelo recogido en un moño detrás de la cabeza, además de maestra enseñaba trabajos manuales, papiroflexia, cometas, poesías, etc, etc; a las chicas: costura y bordados, creo que fué una enciclopedia de aquella época.(Santilla, Rodriuez y Santillana, Rodriguez y Rodriguez. etc.) toda una señora llena de virtudes y de hijos.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Chaman. gracias por tu comentrio; la verdad es que teniendo amigas como tú, vale la pena escribir; la rosa si es preciosa.
Un abrazo amiga, gracias por tu visita.
Jecego.