Viriato


Datos historicos tomados del libro titulado "Cien figuras españolas"
de: Hijos de Santiago Rodriguez Burgos. (Edición: Burgos 1.945).

















Viriato.
Nació en 198 (a. de J.C. en 139 idem).

Muchos años antes de nacer Jesucristo. España era un territorio poblado por celtíberos. Un día los romanos; que formaban un pueblo muy poderoso, vinieron sobre España y se apoderaron de ella; es decir, que España se convirtió en una privincia romana.
   Cuando la gobernaba un pretor llamado Galba, se encontró con un hombre arisco y valiente que le hizo cara; ese hombre se llamaba Viriato. Galba se irritó y lo persiguió, y como Viriato estaba solo, huyó hacia las montañas.
   Pasó un poco de tiempo. Viriato fué reuniendo hombres duros de la montaña, a quienes armaba como podía y cuando tuvo un buen número bajó con ellos al llano para luchar contra el ejercito invasor.
   El modo de guerrear de Viriato era sencillo, pero de gran eficacia, porque tanto él como los suyos conocían bien el terreno. Dividia a sus hombres en grupos pequeños y ordenaba atacar por sorpresa sobre los romanos, y antes de éstos tuvieran tiempo para reaccionar escapaban todos los grupos y volvían a reunirse con él en un punto ya determinado.
   Siguiendo esta táctica producían en el enemigo estragos horribles. Nunca sabían los romanos por donde podría llegar el ataque, y para cuando se daban cuenta ya tenían muchos hombres muertos, mientras los atacantes habían huído.
Tantos fueron los descalabros que sufrieron los romanos que Roma se preocupó de Viriato y no sabiendo como dominarle, mandó a un gran guerrero llamado Vetilio. Pero tambien Viriato venció a Vetilio y le diezmó su gente.
   Entonces Roma apeló al soborno. Llamó a tres capitanes de Viriato y les dijo que si mataban a su jefe les daría mucho dinero. Los capitanes aceptaron y un día en que Viriato estaba durmiendo en su tienda, lo asesinaron.
   Seguidamente  fueron los capitanes  a que los romanos les pagaran el precio de su traición, y los romanos los arrojaron  diciendoles:  
   "Roma no paga nunca a los traidores".
  Entretanto, los que habían sido fieles a Viriato quemaron su cuerpo y dieron sepultura a sus cenizas.
   Los romanos decían que Viriato no era un soldado, sino un jefe de bandoleros.
   No es verdad: Viriato fué un guerrillero hispano; un valiente que, teniendo que luchar contra un ejercito mil veces mayor, empleo una táctica eficaz y arriesgada que luego ha sido copiada en todas las guerras de la independncia. 

Publiccado por: Jecego.


2 comentarios:

makistakis dijo...

OK. Amigo, Jesús, muy bueno este vuestro. Tanto por la documentación histórica, como por el relato histórico. También me sirvió, para comprender, ese dicho escuchado en cantidad de ocasiones y que al parecer según mostráis vos es posible tenga su raíz en la España, PRE, o dominada por los romanos, eso de: “Roma NO paga a traidores”.

Gracias por mostrar, repito, mi buen amigo y seguidor, CHAPO a eso.

Un SALUDO.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amigo makistakis. Gracias por tu comentario.
A partir de ayer, voy publicar todos los temas historicos de este libro del año 45; creo en la historia aunque siempre esté amañada segun la pluma del autor; pero no hay otra forma de conocerla.
Un abrazo amigo.
Jecego.