Una historia de dos persona






















Una historia de dos personas
y una sola voz, emitida por una de ellas.

Así es la historia nuestra de cada día
bajo la infinita nube gris que nos cubre,
una voz de eternidad que llena nuestro mundo
y un silencio casi absoluto que nos guía;


y pasan los años, toda una vida,
oyendo las mismas voces que se repiten,
creyendo que su historia es la verdad absoluta
cuando se olvidan los momentos tristes.


Pensando solo en los momentos estables
cuando las palabras toman un tono lento, (sobrio)
encontramos grandes y felices momentos
bajo esa nube gris que nos cubre;


y hacemos otra historia; nuestra historia,
la historia de ese momento sublime,
que es una, diferente, que nos dejó el viento
que cambió la palabra grave, por suave.


La verdad, no es la palabra que dijiste
la verdad, es el sentimiento que dejaste,
como el viento cuando pasa, el ruido que hace
y deja el mal que hizo, en el suelo, quejándose;


queriendo podremos hacer buenas historias
solo con modificar la intensidad de las palabras,
nos queda tiempo, y el viento nos ayudará
cuando desplace la nube gris que nos guarda.


Las palabras duras se cambiarán a suaves
las altisonantes, a tiernas melodías,
los reproches, a comprensibles momentos,
con retorno a la serenidad del almas;


porque la vida se hace de momentos
y de momentos se hace la historia de la vida.

Jecego.

12 comentarios:

Wanderley Elian Lima dijo...

Olá Isidro
Uma bela história de duas pessoas que se amam.
Um abraço

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amigo Wanderley, Gracias por tu visita y comentario; es un placer amigos como tú.
Un abrazo.
Jecego.

Katy dijo...

"porque la vida se hace de momentos
y de momentos se hace la historia de la vida".
Sin duda no se puede expresar mejor.
Un abrazo y feliz domingo

vuelo de hada... dijo...

En todas estas cosas y mas se basan las relaciones y tu sabes darle tu toque personal para hacer de esta poesía simplemente un belleza hecha versos.
Un abrazo

María dijo...

Así es, la vida se hace de momentos, de pequeños instantes, y poco a poco se va construyendo toda una vida.

Me gustó mucho esta historia de bellos versos, que con los mismos has dado una pincelada de intensidad de palabras, gracias por compartir tus versos.

Un beso.

Pluma Roja dijo...

Bastante filosofía encierra este poema, cargado de versos bellos.

Saludos cordiales Jecego,

Hasta pronto, un gran beso.

Pluma Roja dijo...

Hola de nuevo, regresé porque leí que me dejaste comentario en Estrella la niña de los ojos verdes. Pero no lo veo. Quizás hay algún problema con tu compu o con mi blog. No sé. Un beso.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Katy, ciudadana del mundo, gracias por hacer una escala en mi blog; gracias tambien por el precioso comentario que me has dejado, y gracias por ser mi amiga.
He tratado de ponerte un mensaje en tu blog, pero creo que tengo mal mi ordenador; le he tratado de ponerle tambien a Pluma Roja, y no me sale; llamaré a algien que sepa más que yo, y me arregle este problema.
Un abrazo mi amiga, hasta luego.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga María, gracias por tu visita y comentario. Hoy es un buen día para mi, además de ser un día explendido, me han regalado unos comentarios que me han gustado mucho.Así vale la pena escribir....
Amiga, un abrazo y muchas gracias por tus hermosas palabras.
Jecego

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Vuelo de Hada, gracias por tu visita, tu comentario que es precioso.
Tengo problemas con mis mensajes, voy a ver tu blog por si funciona mi ordenador. Te comentaré.
Un abrazo amiga. Hasta luego.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Pluma Roja, gracias por tu precioso comentario, cargado de vitaminas.
Tengo dificultada para abrir otros blogs, para hecerle comentarios; le he avisado a un amigo para ver si puede arreglarme este desaguisado. He leído todos tus últimos temas, preciosos como te lo acreditan un sin fin de amigos. Yo contra mi voluntad no he podido estar en esas enormes litas de afortunados.
Un abrazo amiga. Hasta luego.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Pluma Roja, Hoy he vuelto a pasar por el Rincón de tus cachivaches, y cual ha sido mi sorpresa al comprobar que mis comentarios estaban en su sitio. No me explico la razón, pero no te he abandonado, aunque mis letras no te quieran llegar; si hace falta las empujaré, y las haré llegar a su destino, a tí.
Ahora voy a ver el "Rincon de mis tormentos".
Amiga, no tenía mi cacharro averiado, sino dormido.
Un abrazo.