Asi amaneció la mañana.

Así amaneció la mañana.




En el horizonte luchaban las nubes
sin freno en la batalla,
y aunque no eran materia
peleaban, peleaban, peleaban;
todas querían salir en la foto
de una hermosa mañana,
acariciadas por el rojo sol
querían formar el alba,
querían romper la noche
para mirarse en la mar salada.


Allá en el horizonte
en el infinito de la distancia,
termina la lucha entre nubes
porque la luz del sol, las calma;
y se hace presente una sutil belleza
en forma de luz roja y blanca,
que evocan el silencio y la música
en el fragor de aquella batalla,
que grabaron imágenes en mis ojos
que no las borrará nada.


Jecego.

3 comentarios:

Katy dijo...

"todas querían salir en la foto
de una hermosa mañana",
Real como la vida misma. Tu has esbozado una bella poesía y yo he bajado de las nubes y me he imaginado a la gente que se arrima al sol que mejor calienta para salir en la foto :(
Soy demasiado realista
Un abrazo

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Katy, dices ser demasiado realista; el mundo es de los realistas; la duda, la esperanza y el talvez, solo son sueños que vagan en una nube, del que siempre se despierta.
Sueños, sueños son....
Un abrazo amiga, hasta luego y gracias por visitarme y dejarme algo tuyo.
Un abrazo

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Katy, dices ser demasiado realista; el mundo es de los realistas; la duda, la esperanza y el talvez, solo son sueños que vagan en una nube, del que siempre se despierta.
Sueños, sueños son....
Un abrazo amiga, hasta luego y gracias por visitarme y dejarme algo tuyo.
Un abrazo