Ver, sin ver nada.

Viernes 8 de Enero 2010.

Ver, sin ver nada.








Imagen tomada de Google.

Cuando la mirada se pierde en el infinito
Queda solitaria, sin ver nada,
Que justifique el tiempo perdido
En el oscuro silencio de la nada;
Imaginando que creyó ver una sirena
Agitando su cola en el agua.


El día se convierte en tiniebla
El silencio en lucidas palabras,
La voz se duerme en su eco
Y la mirada se extiende, sin ver nada;


Formando en la mente un cuadro
De policromas imágenes falsas,
Como relámpagos en la noche
Como el vacío en el agua.


La mirada penetra en la oscuridad
De la noche vacía de palabras,
Dejando la mente reducida
A fantasmas nacidos de la nada;
Que solo son residuos inconscientes
De viejas imágenes soñadas.


Con los ojos perdidos en el infinito
Por recuperar la función de la mirada,
Y dejar de ver hermosas sirenas
Agitando sus  colas en el agua.


Jecego.


Hay  sueños que deberían ser realidades.


4 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Creí haberte dejado comentario en este poema. Ahora, no esto segura.

"Cuando la mirada se pierde en el infinito
Queda solitaria, sin ver nada,
Que justifique el tiempo perdido"

Este principio me es evocador, no hay nada que justifique el tiempo perdido, es cierto Jecego. El tiempo perdido, los Santos lo lloran. Así reza el refrán.

Me encató tu poema, como todos Poeta. Un beso y un hasta luego.

Flor dijo...

Que lindo tu poema!
"Cuando la mirada se pierde en el infinito"!
Me gusta mucho de perder mi mirada cuando estoy cerca del mar.

Besiños
Flor

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Pluma Roja." El tiempo perdido los Santos lo lloran."
Yo escribo para no llorar.
No he perdido el tiempo porque en la vida no me va mal, tengo esposa desde hace 54 años, (la misma), 2 hijos y 4 nietos. Aunque el más joven soy yo, (solo por lo aventurero), tengo muchisimos amigos como ustedes y salud.
No quiero pedir más por si rompe el saco y lo pierdo todo.
Un abrazo.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Flor. Gracias por tu visita y comentario.
Creo que un error en el titulo a cambiado la opinión de mi escrito.
Ayer vi a una madre con un hijo pequeño ciego, paseando y hablando.
Cuando llegué a casa me puse a escribir y me salió lo que leíste, me faltó aclarar de lo que se trataba y parecía que fuera yo dedicandolo a mi madre.
Mi madre muríó hace 20 años y aunque presente en mi memoria no fué para ella.
Un abrazo.
Jecego.
Aclarado este punto