Para una Blanca rosa.

Para una Blanca rosa.


(Dedicada a todas las señoras que se sientan Blancas rosas).



Conozco una rosa Blanca
blanca como la nieve, como el hielo,
azul como el cielo azul, sus ojos,
dorado como el oro su pelo;
y su nombre,  Blanca rosa,
grabado en mi pecho.


Así vive en mí su recuerdo
de su andar, guardo algún legajo,
como un hada, vino y se fue
dejándome flotando en el viento;

que mueve las olas de mi mar
y sobre las crestas, su cuerpo,
que el viento lo ondula a su antojo
dejando en mí, solo un sueño:

que la convierte en sirena
capitana de su nave en la mar,
llevando una rosa blanca como vela
y como timón, un cantar….


soy la reina de los mares
y mi mar, es un rosal….
lleno de rosas blancas
bajo un cielo azul, nada más.


Jecego.



2 comentarios:

vuelo de hada... dijo...

Yo soy un hada pero no me voy aquí me quedo jaja
Hermosos versos evocadores de aquellas rosas blancas llenas de estirpe en sus corzones y gran nobleza, si es así, yo soy una de estas rosas blancas.
Un abrazo desde mi rincón...

"Minhas Palavras" dijo...

Soy la reina de los mares, y mi mar es un rosal de rosas blancas...

Muito lindo!



abraços