La rosa que se sintio reina.

La rosa que se sintió reina.






















Érase una rosa, tan rosa
que se sintió reina de las flores;
y miraba con desdén
a otras congeneres hermosas;

hasta que un día un capirote
mientras libaba su néctar, le dijo:
no presumas tanto bella flor
porque tu néctar no es diferente
al néctar de otra flor;

y si dejo de venir a verte
perderás tu perfume y color,
y dejarás de ser lo que eres
rosa, rosa del amor.

Jecego.


4 comentarios:

Greicinha dijo...

Qué hermosa Rosa.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

No es tan hermosa como tú, pero es una rosa.
Gracias por venir tan lejos a leer mi rosa.
Desde Tenerife. Canarias. Un saludo
con mucho cariño.
Tu abuelo, Jecego.

Pluma Roja dijo...

Que lindo poema. Me encantó me recordó un poco al Principito, solo por la rosa.

Un saludo cordial

Hasta pronto.

Náyade García dijo...

Gracias por tan bello comentario. Aunque yo esté ya más cerca del otoño que de la primavera.