Dios en alas del vieento.

Dios en alas del viento.

Déjame volar en tus brazos;
quiero ver tus mares, tus montañas, tus ríos,
tus desiertos, tus selvas, tus continentes,
tus islas, hasta ese lugar de tu mundo
donde me encuentre conmigo mismo,
en este Güimar que adoro
tierra donde he nacido;

llévame hasta mi Teide
déjame con mis alisios;
entre volcanes y cardones,
retamas y tajinastes
del más variado colorido,
donde cantan muchas aves
que compiten con el mirlo,
y las luciérnagas me miran
buscando la luz de los ojos míos;

llévame viento, llévame Dios,
llévame hasta mi bohío,
dónde mi alma me espera
tullidita de frío…….
llévame viento, llévame a su retiro
para abrigarla con el calor de mi Teide,
entre tajinastes, retamas y alisios,
viendo pasar al tiempo,
y oyendo cantar al mirlo.

Jecego.