Precioso amanecer.

Precioso amanecer.

Al amanecer pude ver:
una estrella luminosa delante de una luna muy pequeña,
un cielo deshabitado y muchas nubes sueltas;
y entre ellas la imagen tuya repleta de placeres;

palabras de Dios como estrellas aladas te acompañan,
todo, no llenaba el vacío que llevaba dentro;
silencio en torrencial río llegó a mis labios
y se diluyó en una nube inmensa de besos.

Precioso amanecer al cielo ceñido,
con imágenes de ensueño rosando mi cara;
gracias Señor por dejarme sentir, después de ver tu mano. 

Aurora espectacular de un día maravilloso se asoma,
luz de un ansia mitigada en su esencia más pura;
que se pierde en un día, cuando tú te vas y dejas sola.

Jecego.