La vida con sabor a rosas.

La vida con sabor a rosas.
Lunes 03 de agosto del 15.
Tema núm. 1.961.

Que hermosa es mi vida, viéndote,
teniéndote no se como sería;
si sería sueño, o no sería
lo que sueño cada día, buscándote

He soñado que eras mía
y aún sin tenerte, te sueño;
que hermosa es la vida cuando te veo
y te tengo y sueño cada día.

En mis sueños te veo llena
de fragancias maravillosas;
rosas blancas por frontera
entre tus labios y otras cosas;

luz en tus encantos primorosos,
colores en tu escultura plena;
tu voz es la sirena
que ordena a la sangre correr por mis venas;
hasta que llega la hora maravillosa
de sentirte entre mis brazos dormida.

Me gusta perderme en la noche soñando
y beberme esa sensación divina,
si cuando despierto estas a mi lado
queriendo hacerte la dormida;
con una sonrisa en tus labios
plácida como la misma vida.

Jecego.