Antes de Navidad. Días de adviento.

Antes de Navidad, volví a mi sueño.
Días de adviento.


Aún estaba allí desenredando el ovillo de mis pensamientos.
Aún me esperaba a pesar del tiempo transcurrido.
Pero borramos todo con la luz de un nuevo amanecer
y empezamos a soñar nuevamente,
bajo otro cielo y otro credo, en el mismo sueño.


Jecego.

2 comentarios:

Ilesin dijo...

En nuestros pensamientos hay miles de ovillos que vamos desenredando, hasta encontrar ese espacio de serenidad.
Besos

Isidro Jesus Cedres dijo...

Amiga Ilesin; estoy seguro que si, que nuestras vidas son un ovillo de cosas que van saliendo una a una, y solo el tiempo tiene paso a su solución. Seguiremos desenredando el día a día hasta que se acabe el pabilo. Un abrazo por compartir y por seguirme. Jecego.